El pintor y humorista Alfonso Abelenda muere a los 87 años

Dibujante de «La Codorniz» y artista total, ocupó un lugar fundamental en el ámbito de la cultura desde sus inicios en los círculos madrileños de los primeros 50


A Coruña / La Voz

Alfonso Abelenda ha muerto esta tarde en la ciudad donde nació, en una casa de la calle del Socorro, en otoño de 1931. El hombre que nunca sonreía, pintor sobresaliente, humorista gráfico de La Codorniz, exjugador de rugby y campeón de España de 110 metros vallas, entre las múltiples facetas de una personalidad compleja y única, no se recuperó de una reciente operación quirúrgica y falleció esta tarde sin llegar a ver la exposición antológica que preparaban el galerista Suso Montero y la comisaria Valle García en AFundación, y cuya inauguración ya había sido aplazada a la espera de una recuperación que finalmente no se produjo. Cerca de 120 obras, desde óleos hasta cerámicas, servirán a partir del 12 de abril de homenaje póstumo a un artista que transitó los últimos 70 años del arte y la cultura españoles desde sus inicios en el Madrid de los primeros 50. Queda la frase de su amigo José Manuel Vilabella, que no hace mucho escribió en La Voz: «Abelenda siempre se va, se va para poder regresar».

Sus restos han sido trasladados al tanatorio Génesis, en el polígono de A Grela, donde serán incinerados. 

«Tardé seis años en aprobar dibujo»

Rodri García

Confía en recuperar visión con una operación; mientras tanto lo guía un perro chihuahua llamado «Tarzán del Orzán»

Voz profunda; lenguaje a ras de calle; cientos de vivencias para ir evocando; un pitillo apagado en una mano y en la otra un bastón que, por momentos, cambia por la copa de vino que le sirven en su terraza habitual. Es Alfonso Pedro Abelenda Escudero (A Coruña, 1931). Para un pintor perder la vista es un trauma, «para cualquiera es una cabronada», sentencia quien, con 19 años, fue campeón de España de 110 metros vallas. Hace un tiempo perdió gran parte de la visión a causa de una operación errónea. Ahora está pendiente de someterse a otra con la que espera recuperar «una pequeña parte» en el ojo derecho, similar a la que conserva en el izquierdo. «Voy con el perrillo que me guía, es un chihuahua; el tío se sabe el camino perfectamente, me fío de él. No es un perro-guía pero como si lo fuera», relata. El can se llama «Tarzán... Tarzán del Orzán, le gusta más esa playa que la de Riazor y pasea por allí para ver a los colegas».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El pintor y humorista Alfonso Abelenda muere a los 87 años