Un paso soterrado en Santa Cristina dará fluidez al tráfico hacia Bastiagueiro

La propuesta permitirá a los vehículos evitar la glorieta y continuar por la AC-173


Oleiros / La Voz

Los cambios que tiene previsto introducir el Ministerio de Fomento en el proyecto de ampliación del puente de A Pasaxe supondrán un importante cambio en el esquema actual del tráfico en Oleiros. Una de las modificaciones más importantes afectará al paso elevado que conecta el puente con Santa Cristina, ya que el actual tendrá que derribarse y construir otro nuevo algo más desplazado hacia la derecha. La otra gran transformación se producirá a la altura de la glorieta de Santa Cristina, donde se prevé soterrar la AC-173 para que los vehículos que circulan en dirección a Santa Cruz lo hagan directamente.

Desde el Ministerio de Fomento confirmaron que los cambios supondrán dar mayor «envergadura» al proyecto inicialmente previsto, aunque matizaron que no supondrán un replanteamiento total de las obras, sino hacer incorporaciones de nuevos enlaces con pasos superiores e inferiores «con el objetivo de resolver los problemas y las deficiencias del tráfico actuales». Empresarios y comerciantes de la zona de Santa Cristina ya había apuntado que la simple ampliación del número de carriles en el puente de A Pasaxe no supondría una solución para los colapsos en el tráfico. Indicaban que la actuación tendría que ir ligada a actuaciones más amplias, concretamente en las salidas del puente y en sus vías adyacentes, que es donde realmente se producen los atascos.

Carriles centrales para la N-VI

En este sentido, la propuesta del Ministerio de Fomento prevé unificar el tráfico que circula por la N-VI en los cuatro carriles centrales del puente, dejando los exteriores para las diferentes incorporaciones. Esta reordenación supondrá la demolición del paso elevado actual que conduce los coches desde A Pasaxe hasta la AC-173, para después reconstruirlo desplazado hacia la derecha del vial. Es decir, con esta propuesta los conductores tendrían que hacer la incorporación a la carretera de Santa Cruz desde los dos carriles exteriores del puente y no por los interiores, tal y como se hace ahora.

La otra propuesta para dar fluidez al tráfico en el entorno de A Pasaxe implica la construcción de un paso soterrado a la altura de la rotonda de Santa Cristina con un solo carril. De esta forma se canalizarían los vehículos que se incorporan a la AC-175 hacia Bastiagueiro de una forma directa, sin tener que confluir en la glorieta. El resto de movimientos se mantendrían más o menos de forma similar a cómo se realizan en el nivel superior de la actual rotonda.

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, explicó que las propuestas que todavía están en fase de redacción suponen «cambios substanciais» en la ordenación del tráfico de la zona. Aunque evitó valorar si estas novedades evitarán los atascos que habitualmente se producen a la salida del puente de A Pasaxe, considera que podrían mejorar la circulación, pero siempre unidas a otras obras «imprescindibles» como el soterramiento de la AC-12 (antigua N-VI) a la altura del cruce del Sol y Mar. «Despois de tantos anos de loita o que quero e que por fin se fagan as obras», indicó. En todo caso, destacó que la prioridad del Ministerio de Fomento es abordar primero el proyecto para la intersección del Sol y Mar para, después, acometer la ampliación del puente de A Pasaxe.

Responsables del Ministerio de Fomento puntualizaron que la actuación en el puente es «compleja», ya que se trata de una vía de acceso a la ciudad coruñesa para varios ayuntamientos del entorno metropolitano y que las modificaciones todavía se están introduciendo. Por lo tanto, el proyecto sigue en elaboración y que, por lo tanto, el proyecto sigue en elaboración. Así, el órgano ambiental del Ministerio de Transición Ecológica ha pedido a Fomento que aporte documentación complementaria para poder resolver sobre el informe de impacto ambiental. El objetivo del departamento que dirige José Ábalos prevé remitirla a la «mayor brevedad» posible al Ministerio de Transición Ecológica.

A la espera de la ampliación de Alfonso Molina, el soterramiento de la N-VI o el vial 18

Los principales accesos a la ciudad registran cada día cerca de 430.000 viajes en automóvil, según datos oficiales del Ministerio de Fomento. Casi un cuarto de esos desplazamientos se producen por la avenida de Alfonso Molina, que en su punto de mayor densidad de tráfico registra más de 120.000 automóviles al día. El proyecto para ampliar la principal arteria de entrada a la ciudad sigue en compás de espera y la propuesta de Presupuestos para este año consigna una partida de tan solo 100.000 euros (costará 24 millones). También está pendiente de ejecutar otra gran obra que pretende dar fluidez al tráfico en el entorno metropolitano: el soterramiento de la AC-12 (antigua N-VI) a la altura del cruce del Sol y Mar, en Perillo (Oleiros). Aunque se trata de un proyecto que va a cumplir casi dos decenios, Fomento tiene previsto sacarlo a licitación este año. El vial 18 es otra de las grandes infraestructuras que siguen apareciendo en los Presupuesto con cuantías económicas meramente testimoniales.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Un paso soterrado en Santa Cristina dará fluidez al tráfico hacia Bastiagueiro