Retirar el viaducto de la ronda de Nelle costará 1,2 millones de euros

El gobierno local tendrá el proyecto el día 15 y prevé licitar la obra antes de las elecciones. Participa en nuestra encuesta: ¿Te parece adecuada la solución plantada al derribo del polémico viaducto?


A Coruña

El concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, presentó este lunes un adelanto del proyecto de demolición del viaducto de la ronda de Nelle. La presentación, primero ante la prensa y después con los vecinos y en presencia del alcalde, Xulio Ferreiro, se produjo el último día antes de que se prohíban esos actos por el arranque de la precampaña, y apenas dos semanas después de que el gobierno local negase información al PSOE aduciendo que no había documentos. Está previsto que la firma redactora del proyecto, Consultora de Ingeniería y Empresa, que cobra 18.150 euros por el mismo, entregue el plan al Ayuntamiento el 15 de marzo.

Aunque el proyecto no está acabado, Varela pudo adelantar muchos detalles. Anunció que la licitación de las obras se iniciará antes de las municipales y acabará, de acuerdo con los plazos habituales, entre cuatro y seis meses después. Entonces podrían empezar los trabajos, que tienen un presupuesto de 1,2 millones -el 40 % para la retirada del viaducto y el 60 % para la reurbanización del entorno- y un plazo de ejecución de 12 meses.

Cuando hayan terminado, el viaducto habrá sido sustituido por un cruce con semáforos dotado con un carril bici en sentido subida que continuará por la ronda de Nelle. Además se prevén mejoras en el entorno. Se ampliarán las aceras, se instalará una estación de Bici Coruña y se plantarán 25 árboles. Varela señaló que el impacto en el aparcamiento será mínimo: se perderán tres plazas y se reubicarán otras tres reservadas a personas con movilidad reducida. 

El cruce, sin giros a la izquierda

No habrá cambios en el tráfico en la avenida de Finisterre. En la ronda de Nelle se mantendrán los cuatro carriles, ya que se trata de una «arteria principal de evacuación», explicó el concejal Varela.

Sí habrá cambios en el cruce que reemplazará al viaducto. Allí se habilitará un nuevo paso de peatones y se prohibirán los giros a la izquierda en dirección ronda de Nelle. El concejal señaló que se trata de una maniobra «residual», que solo realizan el 5 % de los vehículos que pasan por la zona. Varela añadió que se darán rutas alternativas a los conductores que hacían esos giros. Los que quieran ir en sentido subida tendrán que ir por la calle Vila de Cee, y los que vayan en dirección bajada tendrán que optar por la calle Vistalegre.

Varela añadió que durante las obras no está previsto cortar el tráfico por completo en ningún momento en la ronda de Nelle. Las piezas prefabricadas se separarían de día y se retirarían por la noche. Sí sería preciso cortar el tráfico en la avenida de Finisterre. El edil señaló que esa interrupción durará tres días, aunque dada la complejidad de la obra no descartó que pudiesen ser más.

El edil recordó que el viaducto, construido en 1978, podrá ser derribado gracias a la disminución de tráfico en la zona, sobre todo desde la apertura de la tercera ronda. Según explicó, desde el 2007 la circulación media se redujo en más de un 25 %, de 34.700 a 25.400 vehículos diarios.

La licitación requerirá una modificación presupuestaria para incluir fondos para la obra, ya que el gobierno local no logró apoyos para aprobar las cuentas. Esa modificación, que incluye otras partidas hasta llegar a 14 millones de euros, irá mañana a comisión.

Después está previsto que vaya al pleno del día 11 para su aprobación inicial. Los vecinos del entorno se mostraron esperanzados de que el trámite salga adelante, uno de ellos José Luis Moreno, describió el proyecto de demolición como «estupendo».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Retirar el viaducto de la ronda de Nelle costará 1,2 millones de euros