A la intermodal le siguen si cuadrar las fechas mientras avanza en otras urbes

La Xunta aún no ha recibido el diseño para los accesos que el gobierno local aseguró tener listo hace una semana


A Coruña / La Voz

La estación intermodal, en la que se combinará el transporte ferroviario con los autobuses urbanos e interurbanos, se planteó en el 2009 como la clave reducir el uso del vehículo privado. Pero las obras en A Coruña siguen sin empezar, aunque sí lo han hecho en otras ciudades gallegas. 

¿Cuándo se construirá la terminal de autobuses?

Todavía no hay fecha. Después de que el gobierno local rechazase el anterior proyecto, que estaba listo en el 2017, la Xunta ha tenido que licitar la redacción de uno nuevo, que se adjudicará en próximas semanas. Las obras de la estación de buses podrían comenzar hacia el año 2022. La decisión del Ayuntamiento provocó que la Xunta perdiese los 417.600 euros que dedicó a la redacción del proyecto anterior; y ha forzado al Gobierno gallego a pagar con fondos propios los trabajos, ya que los fondos europeos que se iban a destinar a la estación coruñesa se dedicaron a otras infraestructuras, ante el riesgo de incumplir los plazos para su uso. 

¿Y los nuevos accesos?

En febrero del año 2017, el gobierno local anunció que en unos meses presentaría el proyecto de accesos a la futura estación. No cumplió el plazo. El concejal Xiao Varela no los presentó hasta la semana pasada. El diseño no fue consensuado con la Xunta, que a pesar de haber solicitado una copia de forma oficial todavía no la ha recibido. Tampoco ADIF conocía el proyecto de forma detallada con antelación. Aunque han sido presentados en público, los nuevos accesos no están en obras al menos hasta dentro de dos años, ya que el Ayuntamiento debe reformar el PGOM para incluirlos en el planeamiento. Ese proceso no ha arrancado. 

¿Cuándo se reformará la estación de ferrocarril?

ADIF, el organismo público dependiente del Ministerio de Fomento que gestiona las infraestructuras ferroviarias, tiene previsto invertir 45 millones de euros en la reforma de la estación y su adaptación a la llegada del AVE. No se ha concretado cuando arrancarán las obras, pero si se cumplen las previsiones de la entidad estatal, que cuenta con licitar los trabajos este mismo año, serían las primeras en iniciarse. Suponiendo que no surjan imprevistos o haya problemas de encaje con el proyecto de accesos del Ayuntamiento. En principio, el rechazo a los presupuestos generales no impediría el avance de los trámites previstos para este año. Pero incluso si ADIF cumple sus previsiones, la estación no será intermodal hasta que termine la construcción de la estación de autobuses. 

¿Qué otros obstáculos pueden aparecer?

El convenio para construir la estación todavía no se ha firmado. El gobierno local no aceptó el modelo de acuerdo que planteó la Xunta, que sí aceptaron Santiago y Ourense en el 2016. Tras rechazarlo se comprometió a enviar una propuesta de acuerdo alternativa. En octubre del 2017, el Ayuntamiento aseguró que ya estaba trabajando en un borrador, pero el texto definitivo no llegó a las otras administraciones hasta noviembre del 2018. La Xunta planteó varias correcciones al texto, pero el diálogo no continuó y el texto continúa sin firmarse. 

¿Cómo van las otras estaciones intermodales?

El gobierno local niega cualquier responsabilidad den los retrasos de la estación coruñesa y atribuye lo ocurrido a un supuesto «bloqueo» de la Xunta contra el gobierno local de la Marea. Sin embargo, en Santiago, gobernada por Compostela Aberta, las obras empezaron el año pasado. También lo hicieron en Ourense, donde tiene el bastón de mando el PP. En Vigo, donde es alcalde el socialista Abel Caballero, uno de los mayores críticos del Gobierno gallego de Alberto Núñez Feijoo, lo harán este verano. Los trámites de las intermodales de Pontevedra (BNG) y Lugo (PSOE) están más adelantados que en A Coruña, que iba por delante de esas urbes hasta el cambio de proyecto del 2017.

 Cronología de la estación

2009. El Ayuntamiento firma un convenio con el Gobierno central para construir la intermodal. En el documento, se comprometía a pagar las obras de la estación de buses, valoradas en más de 15 millones.

2014. Ante los problemas derivados de la crisis, la Xunta acepta hacerse cargo de la financiación, a la que se destinarían fondos europeos del período 2014-2020.

2015. La Xunta hace estudios previos para identificar las necesidades de las intermodales en cada ciudad. A finales de año se pueden licitar los proyectos de Santiago, Ourense y Vigo. El de A Coruña sigue pendiente, ya que el Ayuntamiento aún no ha concretado sus planes sobre los accesos, el aparcamiento y la urbanización del entorno de la estación.

2016. En marzo, tras varios requerimientos, el Ayuntamiento concreta sus necesidades. La Xunta licita las redacción del proyecto en abril por 417.600 euros. En junio, la Xunta firma los convenios para hacer las estaciones de Santiago y Ourense. Envía un texto similar a A Coruña, pero el Ayuntamiento lo dejó sin contestar pese a que se le remitieron cuatro cartas instándole a tomar una decisión.

2017. La Xunta finaliza el proyecto de la estación, que incluye la construcción de una nueva plaza arbolada y la urbanización de la Sardiñeira, de acuerdo a los requerimientos del Ayuntamiento. A mediados de año, el gobierno local empieza a plantear que el proyecto debe redimensionarse. En agosto remite un escrito a la Xunta en el que reclama cambios sustanciales del plan y obliga a empezar de cero.

2018. La Xunta tramita la rescisión del contrato anterior para la redacción del proyecto y redacta las bases de un nuevo concurso de redacción de acuerdo al criterio municipal. Comienzan las obras de Santiago y Ourense. Las de Vigo lo harán este verano. Las intermodales de Pontevedra y Lugo adelantan en tramitación a la de A Coruña, retrasada tras los cambios exigidos en agosto del 2017. Ante la posibilidad de perder las ayudas de la UE, se destinan a obras en las otras urbes. La Xunta se compromete a construir la estación con fondos propios.

2019. La Xunta está a punto de adjudicar la redacción del nuevo proyecto. El convenio para hacer la obra sigue sin firmarse. El Ayuntamiento anuncia que las obras de los accesos empezarán en el 2021.

Los grandes proyectos, otra vez a la nevera

E. Eiroa

La convocatoria de las generales retrasa otra vez las inversiones clave que afectan a A Coruña

El cambio de Gobierno en Madrid tras la moción de censura que desalojó a Rajoy de la Moncloa supuso el enésimo parón para las grandes inversiones pendientes en A Coruña y su área. Como con cualquier cambio de Gobierno, el entrante necesita tiempo para ponerse al día en las tramitaciones pendientes y para elegir sus prioridades. Son meses que al final también suman a los retrasos de años que arrastran varias de las inversiones. El rechazo a las cuentas presentadas por el PSOE ya dejaba en el alero algunas inversiones, si bien desde el propio Gobierno entendían que tenían formas legales de seguir adelante por lo menos con algunas de ellas. La convocatoria de generales supone, de hecho, acumular más retrasos, porque de nuevo habrá que esperar a que el próximo ejecutivo decida qué hacer y a que apruebe unos presupuestos para ello. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

A la intermodal le siguen si cuadrar las fechas mientras avanza en otras urbes