María Xesús Díaz: «No puedo pintar en silencio»

Los cuadros de la artista coruñesa, que expone en la galería Xerión, se disfrutan más si les pones música de fondo; al menos, mentalmente


a CORUÑA / LA VOZ

Canciones que inspiran cuadros y cuadros que inspiran canciones. La última exposición de la pintora coruñesa María Xesús Díaz es un homenaje a la banda sonora de su vida; un hilo musical convertido en arte de la mano de Chaikovski, María Dolores Pradera y Martin Códax. Se llama Tentación Sonora.

-¿A qué suenan sus cuadros?

-Depende de lo que esté escuchando en ese momento. Desarrollo un diálogo en el que la música y la plástica van unidas. Todas las obras hacen referencia a composiciones musicales.

-¿Se pone jazz fusión y a ver qué le sale?

-Así y al contrario. Empiezo con una mancha en el lienzo y veo qué pieza sonora sale de ahí.

-¿Qué música le resulta más inspiradora para pintar?

-Escucho todo tipo de estilos. Música clásica, zarzuela, ópera…

-¿Solo le valen piezas instrumentales?

-No solo. Las letras también me inspiran bastante. De repente, hay algo que dice la canción que me ayuda al desarrollo de la obra. Me gustan mucho María Dolores Pradera, Alejandro Sanz, Luz Casal... Escucho baladas, boleros...

-La imagino en su estudio con los altavoces puestos a tope de volumen y creando.

-Eso hago. Depende del tema con el que esté, pero sí. Hay una pieza de Chaikovski con la que me gusta mucho hacer eso, por ejemplo. [Sonríe]

-¿El reggaeton sería capaz de inspirarle un cuadro?

-¡Por qué no!

-¿Qué supone para usted pintar?

-Es una parte muy importante en mi vida. Si tengo que dividir la felicidad, le daría un porcentaje muy alto. Lo necesito. Necesito pintar.

-¿Quiere decir que necesita pintar para ser feliz?

-En eso soy una artista atípica. Yo pinto mucho cuando todo está bien en mi entorno más cercano. Si alrededor de mí todo fluye, soy más creativa.

-Siempre pinta con música de fondo. ¿Huye del silencio?

-Es que no puedo pintar en silencio. Siento que me falta algo. Sea lo que sea, siempre tengo que tener música de fondo.

-¿Siempre ha sido así?

-Sí, desde que era pequeña, en mi casa siempre ha estado sonando la música. Mi padre era un gran amante de la música, quizás eso haya influido. Una de mis dos hijas toca el piano.

-Y ahora es cuando usted me dice que la otra le salió pintora.

-Bueno, lo cierto es que dibuja muy bien [Risas]

-Tiene un cuadro titulado «Cantiga de amigo». ¿Qué fue primero, el lienzo o el acorde?

-En este caso, primero fue la música. Me propuse pintar una obra inspirada en las cantigas de amigo. Y eso hice.

«Siento tristeza e impotencia por el cierre del MAC. Es cerrar puertas a la cultura»

Conversamos con María Xesús Díaz (A Coruña, 1957) en la galería Xerión a pocas horas de que inaugure su Tentación Sonora, la última exposición de esta artista de larga y exitosa trayectoria. A sugerencia del fotógrafo César Quian, descolgamos un cuadro de la pared, Cantiga de Amigo, para ilustrar la imagen que acompaña esta entrevista.

-Su primera exposición fue en la I Mostra de Unión Fenosa de Arte Contemporánea, en 1987, en Madrid. ¿Cómo le hace sentir el cierre del museo en A Coruña?

-Como artista, siento tristeza e impotencia por el cierre del Mac. Cerrar el museo es cerrar puertas a la cultura. No solo hacía buenas exposiciones, sino que desarrollaba una actividad relacionada con el arte muy intensa.

-Música y pintura. Si solo pudiera elegir una, ¿con cuál se quedaría?

-Con la pintura.

-¿La importancia de una obra radica en ella misma o en la experiencia estética?

-Creo que en la experiencia estética que desata la obra.

-Desde el añorado Gustavo Pernas, pasando por Aurora Marco o Eva Veiga, los textos del catálogo de su exposición también son una obra de arte. Pilar Pallarés escribe: Alén da cor /un eco /e unha promesa /Algo que agarda lonxe /ou que retorna.

-La verdad es que me siento halagada por lo que han escrito.

-Y a Rogelio Groba su obra pictórica le inspiró una partitura.

-Es un autógrafo sinfónico. Quiso sintetizar, en una pequeña partitura, lo que él sintió al ver mi obra. Es maravilloso.

-¿Su muestra es un homenaje a la banda sonora de su vida?

-Podríamos decir que es un homenaje a la banda sonora de mi creatividad.

Tentación sonora

La muestra se estrenó el pasado mes de noviembre en Vigo y ahora en A Coruña.

Dónde se puede ver: En la galería de arte Xerión (Rubine, 17), de lunes a sábado, hasta el 2 de marzo.

Horario: De 11.30 a 14.30 y de 18.30 a 21.30 horas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

María Xesús Díaz: «No puedo pintar en silencio»