Miño impulsa un plan medioambiental para recuperar la playa de A Alameda

El proyecto contempla reparar la pasarela, que se encuentra dañada en varios puntos y el aparcamiento

Ponte do Porco
Ponte do Porco

Miño / la voz

La proyección en el exterior de la playa Grande, la de Perbes e incluso A Ribeira ensombrece el otro gran arenal de Miño, A Alameda en Ponte do Porco. Sin embargo, su inclusión en el espacio Red Natura 2000, será con los que trabaje el Concello para llevar a cabo un ambicioso proyecto ambiental para todo el entorno.

La iniciativa parte de una actuación previa en el 2011, en la que se realizó la recogida periódica de residuos humanos y los trabajos del Concello y de la Fundación Fragas do Mandeo permitieron erradicar 11 especies exóticas distintas. Además, también se considera positivo la protección de la zona que ha impedido la celebración de eventos que generaban un impacto negativo, como conciertos y fiestas patronales.

Entre las singularidades de este espacio destacan que desde la depuradora hasta la punta do Gafo se detectan especies exóticas y desde esa zona hasta la pasarela norte se destaca que en la zona húmeda se detecta el molusco Elona quimperiana (caracol de Quimper), catalogado como en peligro de extinción, y también Dorycnium rectum (unciana), siendo la única localización conocida de este arbusto en toda la provincia, mientras que en la zona de la duna gris existe un ajardinamiento con especies exóticas.

Esta iniciativa del Concello, para la que encargó ya un anteproyecto a Plataforma de Ingeniería y Territorio, pretende ejecutarse con el respaldo de una ayuda de la Xunta destinada a este tipo de entornos protegidos. Lo que se busca es erradicar las especies exóticas invasoras, mejorar la divulgación ambiental y acondicionar los accesos a la playa, realizando a la par una mejora integral del entorno. En este sentido, el alcalde, Ricardo Sánchez, avanza que se pretende realizar una obra de canalización para evitar las inundaciones que se registran en una calle de acceso, que se encuentra en una cota baja.

El anteproyecto, que señala un plazo de ejecución de cinco meses y una inversión de 24.199 euros, especifica cómo se deberían eliminar las especies exóticas detectadas, intentando evitar los productos químicos, excepto donde sea imprescindible. También ha detectado problemas de accesibilidad, ya que al no estar acotadas las zonas de estacionamiento los vehículos invaden hasta donde pueden el espacio natural, y se indica que el uso de esas zonas para el depósito de restos forestales y de jardinería provoca que especies alóctonas colonicen espacios naturales. La propuesta es acotar los espacios donde se pueden aparcar, reduciéndolos lo máximo posible, e instalar muros de alambre rellenos de piedras del entorno a modo de bancos, por su permeabilidad y por considerarlos una opción fácilmente reversible de ser necesario. También actuar para que no se inunden.

En cuanto a la pasarela, se ha detectado invasión de vegetación, o zonas sombras que provocan áreas más resbaladizas, por lo que se propone desbroce manual al lado de este paso. Asimismo, como se considera que existen algunas fricciones entre la población y este espacio natural, desde el Concello se considera insuficiente el panel informativo sobre la importancia de una zona de especial conservación (ZEC), situado en las proximidades del aparcamiento, y se pretende instalar otro que indique que es un espacio natural protegido integrado en la Red Natura, con la relevancia de las especies presentes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Miño impulsa un plan medioambiental para recuperar la playa de A Alameda