La regeneración de la ría de O Burgo, en compás de espera con ocho millones

La inversión del 2018 quedó sin ejecutar y sigue pendiente la financiación completa


A Coruña / la voz

Más de lo mismo. Las partidas incluidas en los Presupuestos Generales del Estado para el 2019 reproducen casi de forma literal las que se proyectaron el año pasado para el área metropolitana coruñesa. Así, las cifras para la ría de O Burgo son exactamente las mismas que en el 2018, prorrogando de nuevo las inversiones y las obras de regeneración del estuario pendientes desde hace una década. Ocurre lo mismo con otros importantes proyectos en la comarca coruñesa, como la remodelación del enlace de A Rocha en la N-550, en Cambre; las pasarelas peatonales en la AC-12 o el paso soterrado de esta misma carretera a la altura del cruce del Sol y Mar, en Oleiros.

El proyecto para el saneamiento integral de la ría de O Burgo se inició en el año 2013 con la financiación de la Unión Europea. Desde entonces, pocos avances hubo en la ejecución de estos trabajos y los Presupuestos Generales del Estado no han hecho más que incluir, de forma reiterada, partidas simbólicas. En esta ocasión se vuelve a incidir en el millón sin ejecutar del 2018, consignando otros ocho millones para el 2019 y quince más para el 2020, sumando una partida total de 24 millones de euros para la limpieza de los fondos de la ría. Se trata del mismo prorrateo y cantidad global de cuentas anteriores, prevista para un proyecto que todavía no tiene cerrada su financiación completa ya que a los 24 millones de euros comprometidos por el Estado habría que añadir otra cantidad similar.

Hoy mismo se celebrará en A Coruña una reunión para abordar este tema. Está previsto que acudan la ministra de Transición Ecológica, los responsables de tres consellerías de la Xunta, así como los alcaldes y técnicos de los cuatro ayuntamientos afectados: A Coruña, Oleiros, Culleredo y Cambre. El punto de conflicto será llegar a un acuerdo sobre cómo se financiarán los 48,6 millones de euros que costarán los trabajos de regeneración, y más después de que el Ministerio de Transición Ecológica pidiera la implicación de los ayuntamientos y la Xunta. En este sentido, las Administraciones locales y autonómica confirmaron antes de las vacaciones de Navidad que la ría es competencia exclusiva del Estado y que ellos ya habían realizado sus compromisos para la limpieza del estuario. En todo caso, los resultados de este encuentro serán fundamentales para impulsar el proyecto, que no se licitará, según anunció el Gobierno, hasta que se concrete la financiación del dinero que falta.

Pocas novedades hay respecto a grandes proyectos viarios, El soterramiento de la N-VI a la altura del cruce del Sol y Mar, en Perillo (Oleiros) tendrá que seguir esperando tras quedar sin ejecutar los 4 millones de euros que estaban consignados para el 2018. De hecho, en las previsiones del Ministerio de Fomento para el 2019 tan solo se incluyen 500.000 euros, eliminando de un plumazo doce millones de la inversión prevista y que sí aparecían en años anteriores. La última novedad que el Gobierno central dio sobre este proyecto es que tan solo faltaba incorporar las alegaciones al proyecto definitivo para sacar las obras a licitación. En cuanto a las pasarelas peatonales en la AC-12, las cuentas generales del Estado consignan para este año 1.063.000 euros para la instalación de los dos pasos elevados. Las obras comenzaron el pasado mes de noviembre pero, casi dos meses después poco más se ha avanzado en las labores. Vuelve a consignarse una partida para la nueva glorieta de la N-VI con la AC-164 en Bergondo, pero reduciendo la asignación a 100.000 euros en el 2019.

Otro de los proyectos que repite en los Presupuestos Generales del Estado es la remodelación de la N-550 en el enlace de A Rocha, en Cambre. La previsión retrasa hasta el 2020 la ejecución de la obra, con una partida de 640.000 euros para este año y otros 362.000 para el siguiente. Y ello teniendo en cuenta que no se ejecutaron los 780.000 euros previstos para el 2018.

También vuelve a aparecer la prometida reordenación de los accesos de la N-634 en el tramo de la travesía de Sesmonde (Vilasantar), con 500.000 euros.

Discreta aportación para mejorar las líneas ferroviarias

El Gobierno estatal vuelve a tener presente en sus cuentas para el 2019 una de las líneas más obsoletas de la red ferroviaria gallega: la que conecta A Coruña con Ferrol. Y, en concreto, la variante de Betanzos. Sin embargo, lo hace de forma discreta y presupuestando tan solo 200.000 euros, sin haber ejecutado esta misma cantidad en el 2018. La eliminación del baipás de Betanzos sería vital para mejorar y modernizar la línea, ya que los trenes se ven obligados a entrar y salir de la estación de Infesta con el objetivo de circular en línea recta hacia la estación de Betanzos Ciudad. Por otro lado, se reduce de forma llamativa la inversión prevista en la línea férrea A Coruña-Ferrol, limitando a 419.000 euros la inversión para este año y a tan solo 242.000 la previsión para el 2020, de los diez millones que se prorrateaban en las cuentas anteriores.

También resulta llamativa la minoración de la partida destinada a la variante de Meicende, en Arteixo, una infraestructura que permitiría la conexión directa para el tráfico pesado entre la AC-15 y la AC-415. Es decir, entre la zona de la refinería y el vial al puerto exterior. Si el año pasado se consignaban 3 millones de euros, de un total de 8,5 millones, en esta ocasión la previsión es de tan solo 100.000 euros.

Las tres únicas novedades son el aumento presupuestario para los pasos inferiores en Oza dos Ríos, ya que para este año se consignan 2,4 millones (en el 2018 fueron 287.000) y, para el 2020 se prevén otros 2,9 millones. La segunda es que dentro de los fondos de compensación interterritorial se incluye una partida de 3,5 millones para la conexión de la vía Ártabra con la N-VI. Y, como tercera novedad, los 1,4 millones destinados al proyecto de mejora y reformas en el centro penitenciario de Teixeiro, un capítulo que en el 2018 quedó vacío, pero que ahora se prolonga hasta el 2021.

Nuevo retraso para las obras más esperadas

La Voz

Los Presupuestos del Estado «olvidan» proyectos como el Vial 18 y solo consignan partidas testimoniales para ampliar Alfonso Molina y el puente de A Pasaxe o iniciar la cuarta ronda

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para la comarca coruñesa aporta poco y nada nuevo. Ese sería el resumen de unas cuentas en las que son muchas las partidas que, por no ejecutarse en ejercicios anteriores, figuran ahora de nuevo repetidas y que dejan en el olvido proyectos como el del vial 18, cuyos planos se encuentran en fase de exposición pública. Para el enlace de 1,5 kilómetros llamado a aliviar el tráfico de entrada a la ciudad desde la AP-9 hacia Lavedra, ya que desviaría la circulación rodada desde la autopista hasta la tercera ronda, la Administración había anunciado y prometido que este año se contaría con 3 millones de euros, pero finalmente en el documento presentado ayer por el Ministerio de Hacienda su casilla aparece en blanco.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La regeneración de la ría de O Burgo, en compás de espera con ocho millones