Nuevo retraso para las obras más esperadas

Los Presupuestos del Estado «olvidan» proyectos como el Vial 18 y solo consignan partidas testimoniales para ampliar Alfonso Molina y el puente de A Pasaxe o iniciar la cuarta ronda


A Coruña

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para la comarca coruñesa aporta poco y nada nuevo. Ese sería el resumen de unas cuentas en las que son muchas las partidas que, por no ejecutarse en ejercicios anteriores, figuran ahora de nuevo repetidas y que dejan en el olvido proyectos como el del vial 18, cuyos planos se encuentran en fase de exposición pública. Para el enlace de 1,5 kilómetros llamado a aliviar el tráfico de entrada a la ciudad desde la AP-9 hacia Lavedra, ya que desviaría la circulación rodada desde la autopista hasta la tercera ronda, la Administración había anunciado y prometido que este año se contaría con 3 millones de euros, pero finalmente en el documento presentado ayer por el Ministerio de Hacienda su casilla aparece en blanco.

Poco mejor es la perspectiva para actuaciones en infraestructuras mucho más antiguas, al menos sobre el papel. Como la ampliación de la principal vía de acceso a A Coruña, la avenida de Alfonso Molina, para la que se consignan solo 100.000 euros, cuando se contaba que en este 2019 despegase su ejecución con una inversión de 3 millones. Por faltar, todavía están pendientes las expropiaciones necesarias.

En parecida posición se encuentra, en lo que a dineros se refiere, el ensanchamiento del puente de A Pasaxe, que se queda con tan solo otros exiguos 100.000 euros para ver si finalmente se inicia una obra, todavía en trámite de resolución ambiental, tan demandada como largos los atascos que acostumbra a registrar.

Cien mil parece casi un número fetiche en el proyecto inversor del Estado, porque también es la cifra que el Gobierno central prevé invertir este año en la denominada cuarta ronda, que se estrenó el año pasado en los presupuestos con una proyección para el 2019 mucho más cuantiosa: 13 millones de euros se esperaban. La nueva carretera de 3 kilómetros que conectará el vial a Langosteira con la tercera ronda, de la que se empezó a hablar hace ya doce años, tendrá que esperar mucho más que lo que se preveía inicialmente, ya que Fomento daba por hecho hace apenas un año que estaría lista en el 2020. Habrá que ver si la economía estatal da como para que, en esa fecha, se comience a ejecutar.

Los números más gruesos caen hacia el puerto, en especial en el muelle exterior de Langosteira, que recibirá 28,2 millones de euros. Sin embargo, no será para poner en marcha obras como el largamente solicitado acceso ferroviario, que tampoco figura en las cuentas del Estado. La cuantía consignada se destinará a actuaciones ya en marcha, como el nuevo muelle de 350 metros.

Tampoco Alvedro sale demasiado bien parado. Al contrario, ya que sufren recortes partidas esperadas, como la destinada a la ampliación del campo de vuelos, que se esperaba consolidase los 709.000 euros previstos pero se queda en solo 23.000 y aplaza al 2022 las inversiones más importante. Cuando acaba de superar los 1,2 millones de pasajeros, el aeropuerto tendrá también que esperar a ejercicios más generosos para ver otra de las actuaciones previstas, la reforma de la terminal, que directamente se posterga al 2020 con unos simbólicos 20.000 euros.

Otro olvido, al menos si se busca con nombre y apellidos, es la nueva estación intermodal de San Cristóbal, que no figura en el proyecto del Presupuestos. Al menos que esté oculta entre los 6,3 millones de los que dispondrá el Adif para mejoras.

La regeneración de la ría de O Burgo, en compás de espera con ocho millones

Elena Silveira

La inversión del 2018 quedó sin ejecutar y sigue pendiente la financiación completa

Más de lo mismo. Las partidas incluidas en los Presupuestos Generales del Estado para el 2019 reproducen casi de forma literal las que se proyectaron el año pasado para el área metropolitana coruñesa. Así, las cifras para la ría de O Burgo son exactamente las mismas que en el 2018, prorrogando de nuevo las inversiones y las obras de regeneración del estuario pendientes desde hace una década. Ocurre lo mismo con otros importantes proyectos en la comarca coruñesa, como la remodelación del enlace de A Rocha en la N-550, en Cambre; las pasarelas peatonales en la AC-12 o el paso soterrado de esta misma carretera a la altura del cruce del Sol y Mar, en Oleiros.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Nuevo retraso para las obras más esperadas