Pepucha, una vida entre libros

Arenas pierde a Pepa Marante Vázquez, un «pulmón fundamental» de la librería que se jubila tras 47 años de trabajo


«Me emociona la gente que viene a despedirse, pero ya nos veremos por la calle», comenta Pepucha, o Pepa, como todos la conocen. Lo de Josefa Marante Vázquez queda para el carné de identidad y los recibos. Empezó su carrera laboral en la librería Cervantes que existía en la plaza de María Pita. «Tenía 17 años recién cumplidos. En 1972 me vine para aquí, para Arenas, que era la misma empresa», recuerda esta mujer que lleva 47 años metida en una librería. «Y muy contenta. Me lo pasé muy bien y acumulo muchos recuerdos. Hay clientes que ya son amigos», resume apurada porque la cojo trabajando. Son sus últimas horas de sacrificio porque en el 2019 ya no habrá Pepucha en Arenas. «Se jubila y por eso el jueves [por ayer] organizamos una cena de despedida», avanzó hace unos días Manuel Arenas. Antes reunió a algunos ex trabajadores históricos del emblemático establecimiento, a los que se suma ahora Pepucha. «Toca descansar y viajar lo que se pueda. Y también leer», comenta esta mujer, soltera y sin hijos. A estas alturas me pregunto: ¿Qué lee una persona que pasó toda su vida en una librería? Es curioso, no contesta citando nombres de autores o novelas, sino que habla de editoriales. «Mis preferidas son las de Acantilado y Asteroide. También leo best sellers para saber, que es mi trabajo», confiesa. «Es una persona súper fiel, trabajadora y responsable. Trabajó con mi padre y conmigo y siempre fue un pulmón fundamental. Solo puedo tener palabras de agradecimiento y me da mucha pena que se vaya. Pierdo una pieza importante en el negocio», asegura Arenas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Pepucha, una vida entre libros