La universidad hace números para esquivar la austeridad

El claustro votará hoy unos Orzamentos condicionados por el rigor de la Xunta y las matrículas congeladas


a coruña / la voz

El claustro de la Universidade da Coruña (UDC) votará esta mañana las cuentas para el año que viene. Son cerca de 130 millones de euros, la cifra más alta desde el 2010, para gestionar una institución que el año pasado recibió a 19.300 estudiantes, ha iniciado una estrategia a largo plazo basada en los campus de especialización y está sujeta a un rigor presupuestario que anula en la práctica su autonomía. La decisión de la Xunta de congelar las matrículas y el contexto restrictivo del plan de financiación 2016-2020 del Sistema Universitario Galego (SUG) deja al equipo de Julio Abalde un margen de maniobra minúsculo para gestionar la institución y avanzar en la captación de recursos. Así y todo, el documento que presumiblemente se aprobará hoy en A Maestranza confirma el incremento de los fondos obtenidos por la UDC en función de su rendimiento, a costa de Santiago y Vigo, que pierden fuerza en el panel de los doce indicadores que miden la calidad.

Personal

Las nóminas superan los fondos de la Xunta. A las nóminas de los profesores, investigadores y personal de administración y servicios destinará la UDC el 74 % del gasto en el 2019: 96,4 millones de euros (cuatro millones más que este año, un incremento abultado que tiene mucho que ver con el envejecimiento de la plantilla), que ni siquiera cubren las transferencias corrientes. Son los fondos aportados por la Xunta, algo más de 95,2 millones de euros (el 73 % de los ingresos), insuficientes hasta para pagar al personal.

  

Luz, calefacción, papel...

Los ingresos de la matrícula. En luz, seguridad, calefacción, mantenimiento, papel y demás consumibles dejará la universidad 16,5 millones de euros y el 12,7 % del desembolso total. Estos gastos corrientes, el segundo capítulo más voluminoso, crecen un 6,2 % respecto a este año, a pesar de las medidas de ahorro energético y otras que hay que reforzar, recomienda el documento, «se fose posible». Con los fondos autonómicos agotados en las nóminas, los ingresos derivados de las matrículas de los estudiantes y de servicios de investigación arrojan una suma similar -16,9 millones y el 13 % del total- a la que endosarle estos gastos.

  

Inversiones y ayudas

Investigación y becas. En 11,3 millones de euros (sube el 13,4 % y representa el 8 % del presupuesto) cuadra el equipo del vicerrector de Economía, Domingo Calvo, las inversiones reales, copadas por los gastos de investigación. Las becas, el programa de bonobús y otras ayudas a las familias absorben 4,7 millones de euros con un crecimiento del 3,1 %.

  

Panel de indicadores

La calidad da dinero. La financiación estructural procedente de la Xunta somete una parte de los fondos al logro de objetivos a través de un panel de diez indicadores, en los que la UDC aventaja a sus vecinas con un crecimiento de casi el 3 % en el trienio 2016-2019 y un aporte de 2,3 millones de euros más que en el Orzamento del 2018. La producción científica, las patentes en explotación y el alumnado de posgrado ocupan los marcadores que mejor evolucionan.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La universidad hace números para esquivar la austeridad