El picudo rojo amenaza Méndez Núñez

Tras matar a la mitad de las palmeras de la provincia de Pontevedra, la plaga ya daña ejemplares de la ciudad


a coruña / la voz

La primera alerta saltó en febrero del 2013, cuando la publicación especializada en el estudio de insectos, Arquivos Entomolóxicos Galegos, confirmó la presencia del Rhynchophorus ferrugineus, más conocido como picudo rojo, en una finca de Gondomar. La Xunta activó la cuarentena en los municipios colindantes, pero no vio necesario declarar el riesgo de plaga entonces. Cinco años después, cerca del 70 % de las palmeras de la provincia de Pontevedra están muertas o afectadas. «En só dous anos aniquilou o 50 %», subraya el doctor en Biología y profesor pontevedrés Luis Alberto Sanmartín. Tras arrasar en la provincia del sur, el picudo ha emigrado en busca de comida al norte.

El Concello de A Coruña ha puesto en marcha un plan de prevención después de detectar seis casos en la ciudad. Cinco de ellos en fincas privadas. «O picudo é un coleóptero. Propágase moi facilmente, pois voa quilómetros. En Portugal quedaron xa case sen palmeiras. Só resistiron os exemplares emblemáticos que están protexidos», alerta Sanmartín.

El entomólogo Fernando Prieto -director de la revista donde los expertos de la Estación Fitopatolóxica do Areeiro Rosa Pérez-Otero y José Pedro Mansilla publicaron su artículo en el 2013-, no lo duda: el picudo rojo tendrá en A Coruña los mismos efectos que en Pontevedra. «Si seguimos así es cuestión de tiempo que las palmeras desaparezcan», recalca Prieto. Además tiene predilección por la Phoenix canariensis, justo la que hay en los jardines de Méndez Núñez.

Antes que en Galicia, este insecto, que se cree que llegó con alguna importación, causó estragos por Levante. «Aplicaron un plan de prevención que funcionou», subraya Sanmartín. «Una vez invadida, poco se puede hacer por la palma», lamenta Prieto.

Su condición de planta exótica puede restar importancia al exterminio que viven las palmeras. «No deja de ser una planta invasora», apunta Prieto. Sanmartín no lo ve así: «Leva séculos habitando os nosos pazos, sobre todo os costeiros. É parte de nós, como a camelia ou o castiñeiro, que non son autóctonos. Deberían estenderse medidas preventivas a nivel autonómico».

Desde el 1 de octubre el picudo no está considerado como plaga. «É incomprensible. Por riba, boa parte das palmeiras están en terreos particulares. Non chega con cortar as ramas. Hai que queimar para que pare a infección e arrincar o tronco custa sobre 2.000 euros», censura el biólogo. Las icónicas palmeras de Méndez Núñez cuentan con sismógrafos para la detección precoz de larvas. Ahora van a recibir tratamientos preventivos y se actuará en fincas privadas. «Non é tan caro. En Pontevedra vin sobrevivir plantas na primeira fase da infección», quiere ser alentador Sanmartín.

¿Qué es y por qué es tan peligroso el picudo rojo detectado en A Coruña?

T. Rivas

El insecto, voraz y letal, ya arrasó gran parte de la población de palmeras de la provincia de Pontevedra

Hace casi seis años que el picudo rojo (Rhynchophorus ferrugineus) llegó a Galicia. Entró por el sur de la comunidad, donde se convirtió en plaga y arrasó con gran parte de las palmeras de los municipios costeros. El Concello de A Coruña anunció a principios de esta semana la puesta en marcha de un plan de actuación «urxente» tras detectar seis casos en la ciudad, aunque solo uno de ellos está en terreno municipal. 

¿De dónde viene? 

El picudo rojo es un escarabajo que llegó a España en la década de los 90 originaria del sudeste asiático. El primer sitio en el que se detectó fue en Almuñécar (Granada). Desde allí continuó con su avance por el resto de la Península. El primer caso de picudo rojo del que se tiene constancia en Galicia es de enero del 2013, cuando el coleóptero fue localizado en un ejemplar de Phoenis canariensis de una finca de Gondomar (Pontevedra). 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El picudo rojo amenaza Méndez Núñez