Niños y mayores se convierten en vecinos en Arteixo

El centro intergeneracional, en donde ya funciona una escuela infantil, abrirá su residencia en enero


El complejo intergeneracional construido por la Fundación Amancio Ortega en Arteixo funcionará a pleno rendimiento a partir del próximo año cuando la residencia de mayores y el centro de día comiencen su actividad. De momento el espacio está ocupado únicamente por la escuela infantil Galiña Azul, que abrió sus puertas en septiembre del año pasado y que cuenta con 82 plazas destinadas a bebés de menos de un año, niños de entre 1 y 2 años, y pequeños de 2 y 3 años. 

El equipo responsable de la guardería, formado por un total de once profesores, dos miembros de servicios generales y la directora, Silvia Sánchez, espera que los alumnos puedan compartir pronto experiencias con los mayores. Según destaca Sánchez es un lujo trabajar en unas instalaciones nuevas y afirma que todos están muy ilusionados con la posibilidad de que los pequeños compartan experiencias con los adultos que llegarán de forma paulatina al complejo.

La previsión de la Xunta es que la parte destinada a centro de día, con 40 plazas, y la residencia, con capacidad para 64 personas, se pongan en marcha de forma simultánea a principios del mes de enero.

El Concello de Arteixo firmó un convenio con la Xunta sobre la gestión de los centros destinados a los mayores de forma que asumen conjuntamente la financiación y la adjudicación de plazas. De esta forma, el gobierno local dedica 600.000 euros anuales a la gestión de las 32 camas reservadas para empadronados en el municipio. Actualmente la concejalía de Servicios Sociales estudia las solicitudes recibidas, un total de 61, para realizar una primera selección entre los candidatos.

Si bien, el principal requisito es estar empadronado en el municipio con una antigüedad de 12 meses como mínimo, desde el Concello se avanzó que, durante este primer año, y de manera excepcional, se valorarán también «aquelas situacións que tendo iniciado o expediente de valoración da dependencia en Arteixo tivesen que ingresar nun centro privado».

El alcalde, Carlos Calvelo, destacó que esta residencia es la primera de titularidad pública de la localidad y espera que gracias a ella los vecinos que han sido destinados a otros complejos puedan ser trasladados a este espacio para estar más cerca de sus familias. El regidor destacó también los beneficios de las actividades intergeneracionales, que permitirá un centro como el que financió la Fundación Amancio Ortega, que permite ofrecer esta doble vertiente de atención, para los mayores y también para los más pequeños del municipio.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Niños y mayores se convierten en vecinos en Arteixo