Reabre la Estrecha de San Andrés tras retirar la fachada del inmueble en ruinas

Durante la tarde del miércoles, los propietarios comenzaron las obra para desmontar las partes que amenazaban con caer a la vía

Estrecha de San Andrés

A Coruña / La Voz

Tras dos días cerrada al tráfico y al paso peatonal (pese a que algunos viandantes se saltaban la valla) la Estrecha de San Andrés volvió a abrir esta tarde después de que el propietario de la vivienda en ruinas cuyos desprendimientos habían obligado a cerrar la calle emprendiese las obras para asegurar el inmueble. 

El inmueble forma parte de los muchos que hay deteriorados en la zona Pepri, donde ya han sido demolidos varios y otros avanzan hacia ese fin tras años de deterioro. En el edificio de la Estrecha hubo presencia policial durante el primer día. También los bomberos se desplazaron al lugar. La galería de madera, en muy mal estado, amenazaba con caer. El estado de ese y otros edificios de la zona causa alarma entre los vecinos que los ven como un peligro potencial y piden medidas. Desde el colectivo de arquitectos piden que se avance de una vez por todas, con fondos públicos, en la recuperación del patrimonio, algo que hasta ahora no se ha hecho. Entre esos profesionales los hay, como Plácido Lizancos y Xosé Lois Martínez, que entienden que no se trata de un problema nuevo, para el primero de ellos se percibe ahora una voluntad de revertir esa situación de deterioro, que habría comenzado en los años 80 con una política de vivienda expansiva hacia nuevas áreas, que habría supuesto el abandono del casco histórico y la posibilidad de que muchos edificios se utilizasen para especular. Otros, como Alberto Unsain, critican que no se esté elaborando un plan específico y que se destinen fondos a otros fines en lugar de hacerlo a rehabilitar el patrimonio. Funcionarios vinculados al área municipal de Urbanismo consideran que las ayudas que hay no están llegando a sus destinatarios.

Peatones cruzan la Estrecha de San Andrés pese a estar cerrada por peligro de desplome de un edificio

E. Eiroa
Peatones cruzan la Estrecha de San Andrés pese a estar cerrada por peligro de derrumbe de un edificio

Una mujer resultó herida al caerle un cascote que se desprendió de una medianera en el la calle Matadero

El deterioro de inmuebles en la ciudad siguen provocando riesgos. Una mujer necesitó ayer tarde asistencia médica tras caerle un cascote que se desprendió de una medianera en el 76-78 del Matadero. El saneamiento de la zona, entre los dos edificios, uno más moderno y otro más antiguo llevó dos horas a los bomberos.

Esto sucede cuando aún no se ha solucionado el problema en el 11 de la Estrecha de San Andrés, en el que hubo desprendimientos el lunes y que tiene orden de demolición, pero debe mantenerse su fachada, catalogada en el Pepri. Eso indicaron ayer desde el Ayuntamiento, tras la visita de una técnica de la Oficina Municipal de Rehabilitación.  El gobierno local dice que no descarta actuar de manera subsidiaria. Pese a que la zona sigue acordonada y seguirá hasta que se retire la galería, el tráfico de personas por la calle no ha cesado. Tanto del lado de San Andrés como el que desemboca en la calle Pontejos, las vallas instaladas por la Policía Local han sido parcialmente separadas y son muchas las personas que cruzan por la zona del desplome. Incluso, con coches de bebés, según relatan vecinos de la zona a Voces de A Coruña, el programa de Radio Voz. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Reabre la Estrecha de San Andrés tras retirar la fachada del inmueble en ruinas