A Coruña deja de ser la única ciudad de Galicia sin residencia universitaria

Catorce años después de aprobar el primer proyecto, la UDC estrena el centro Elvira Bao financiado por la Diputación


a coruña / la voz

Exultantes los ánimos de los portavoces institucionales en la inauguración de la residencia universitaria Elvira Bao, en el ala este del edificio de la Diputación que acoge el instituto Calvo Sotelo, entre Labañou y San Roque. «Este tipo de días son a gasolina que nos permite continuar dedicados á vida pública», reconoció Valentín González Formoso, responsable de la Administración provincial, que cedió parte del inmueble y aportó los cerca de tres millones de euros que costará la obra, aún sin rematar. También el alcalde, Xulio Ferreiro, celebró la cooperación entre instituciones que puso la universidad «ao alcance de máis persoas, favorecendo a cohesión social».

El «día histórico» al que aludieron todos los representantes públicos mereció la presencia de los tres rectores que bregaron por la residencia, desde el primer proyecto en el campus de Elviña impulsado por José María Barja hasta el acuerdo con la Diputación firmado por Xosé Luís Armesto y la fase final con Julio Abalde al frente de la UDC.

La residencia lleva el nombre de Elvira Bao, maestra galleguista e irmandiña represaliada tras el golpe de 1936 que sufrió prisión, fue confinada en su domicilio y salió adelante gracias a las clases que impartió en el barrio que ahora la hace visible. A este acto de recuperación de la memoria histórica, feminista y educativa también atendieron los discursos. «Qué outro país sería se tantas mulleres, moitas delas mestras, non tivesen ese corte que foi a ditadura», defendió Goretti Sanmartín, vicepresidenta de la Diputación.

En lo material, el nuevo centro permitirá a 118 jóvenes estudiar sus carreras universitarias en A Coruña con un coste de alojamiento que nunca superará los 195 euros al mes y en el mejor de los casos, si reciben beca, rondará los cien euros (calefacción, luz, agua y wifi incluidos). 

De 100 a 190 euros al mes

La oferta solo incluye por el momento 46 plazas, dos de ellas en habitaciones individuales adaptadas para chavales con discapacidad igual o superior al 33 %, y 44 en habitaciones dobles. Una vez que se entregue la segunda fase de la obra, que tuvo que replantearse en pleno proceso de construcción por la aparición de fallos en un muro, se ocuparán las 72 plazas restantes.

De cualquier modo, solo 13 estudiantes se alojan actualmente en la Elvira Bao. Las dudas sobre la fecha de apertura a causa de los sucesivos retrasos en las obras inhibieron las solicitudes en el plazo fijado, por lo que la UDC ha decidido abrir un nuevo período de inscripciones en diciembre para completar las 33 plazas restantes y que los estudiantes puedan entrar en sus habitaciones después de las vacaciones de Navidad.

La residencia dispone de tres salas de estudio y de ocio, una de ellas equipada con microondas, cafeteras, neveras y hervidores de agua, y un servicio de comedor externo, perteneciente al instituto Calvo Sotelo, pero que los alumnos universitarios podrán utilizar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

A Coruña deja de ser la única ciudad de Galicia sin residencia universitaria