La Marea inicia el proceso para anular la adquisición del otro piso de su afín

El Consello Consultivo corrigió al gobierno local y dictaminó que la compra es nula


a Coruña / La Voz

El gobierno local de la Marea Atlántica aprobará mañana iniciar los trámites para anular la adquisición de uno de los dos pisos que compró a Toni Lodeiro Zas, un firmante del manifiesto político de ese partido que en el 2015 entró a trabajar como asesor en materia de consumo responsable para el gobierno de Ada Colau en Barcelona, y al que la Marea agradeció en público su trabajo para poner en marcha el partido. El piso en cuestión está en la calle Santander y costó al Ayuntamiento 91.290 euros. Fue adquirido tras un concurso público que impulsó la Concejalía de Rexeneración Urbana. En ese procedimiento también resultó elegida otra propiedad ofertada por el firmante, que costó 54.575 euros a las arcas municipales.

Ese otro piso está situado en la calle Joaquín Martín Martínez y, como el de la calle Santander, tampoco cumplía las bases de la convocatoria municipal.

A pesar de ello, las dos fueron seleccionadas. La lista de viviendas admitidas se incluyó en una resolución firmada el 6 de octubre del 2017 por el edil de Rexeneración Urbana, Xiao Varela.

Las irregularidades en el concurso fueron denunciadas por la oposición, especialmente por el PP, pero el gobierno local hizo oídos sordos durante semanas y atribuyó esas denuncias a una supuesta campaña de difamación.

Finalmente, el pasado 11 de abril se celebró un pleno extraordinario a instancias del PP en el que toda la oposición aprobó que ambas compras fuesen revisadas por el Consello Consultivo. Ese mismo día el gobierno local había aceptado enviar a ese organismo la compra del piso de la calle Joaquín Martín Martínez, el de menor valor económico, pero insistió -basándose en un informe de la directora de la asesoría jurídica- en que no había motivos para revocar la compra del ubicado en la calle Santander.

El Consello Consultivo dio la razón a los grupos de la oposición y dictaminó que ambas compras eran irregulares y debían ser anuladas. Además, el dictamen de la institución puso en duda los trámites realizados para comprar otras tres propiedades. La posible nulidad de la compra de otra de ellas, situada en la calle Barrera, también se aprobará en la junta de gobierno de mañana.

Tras la decisión del Consultivo presentó su dimisión la jefa del servicio de Vivenda, pero ninguno de los concejales implicados en la operación ha asumido responsabilidades de ningún tipo. El alcalde, Xulio Ferreiro, ha insistido en que no deben hacerlo porque, a juicio del gobierno local, todo es fruto de una serie de errores administrativos de los que responsabilizaron a los funcionarios. El pleno no está de acuerdo, y por unanimidad de la oposición exigió el cese de los ediles, que no se ha cumplido. 

La anterior gestora de la ORA lleva a los tribunales al Ayuntamiento por incautarle fondos

La junta de gobierno también aprobará mañana personarse en el proceso judicial iniciado por la anterior adjudicataria de la ORA y la grúa, la empresa Doal.

El pasado mes de marzo, la compañía ya advirtió al gobierno local de que acudiría a los tribunales en caso de que no se le pagasen los 1,35 millones de euros que depositó como fianza por el contrato de los citados servicios.

En enero, el gobierno local había aprobado un acuerdo en el que se planteaba incautarse de esos fondos por considerar que la empresa había incumplido sus obligaciones contractuales. La firma, por su parte, negaba esas acusaciones y señalaba que el Ayuntamiento podría estar cometiendo un «despojo de hecho» porque la ley prevé que las garantías contractuales se devuelvan «sin más demora» un año después del fin del contrato, en este caso en octubre del 2016.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Marea inicia el proceso para anular la adquisición del otro piso de su afín