Prisión permanente para el hombre que mató a su hijo en Oza-Cesuras

Tamara Rivas Núñez
tamara Rivas A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

MARCOS MIGUEZ

La Audiencia Provincial lo considera culpable de un delito de asesinato con alevosía

08 abr 2019 . Actualizado a las 18:44 h.

Marcos Mirás terminó con la vida de su hijo de 11 años el Día de la Madre del 2017 golpeándolo en la cabeza con una pala de obra en un monte de difícil acceso de Oza-Cesuras, y lo hizo «con la intención de causarle el mayor sufrimiento psíquico a su exmujer». Así lo considera la Sección Primera de la Audiencia Provincial de A Coruña, que ha condenado al parricida a prisión permanente revisable al considerarlo culpable de un delito de asesinato con alevosía con los agravantes de parentesco y de machismo.

La Audiencia también le impone la prohibición de aproximarse a menos de 1.500 metros de su exmujer y de comunicarse con ella por cualquier tipo de vía durante cinco años más que la duración de la prisión permanente revisable. Además, Mirás tendrá que abonar a su exesposa una indemnización de 180.000 euros.

Su defensa trató de convencer a la sala de que se encontraban ante un «psicótico» y que no recordaba lo sucedido, por lo que solicitaron su ingreso en un centro psiquiátrico. Sin embargo, la Audiencia subraya que, en contra de los argumentos esgrimidos por la defensa, «ninguno de los peritos judiciales que examinaron al acusado apreciaron síntomas psicóticos» e insisten en que, tal y como expuso la médica forense en el juicio, el brote psicótico «no es compatible con una acción planeada», como la que llevó a cabo el acusado.