La suspensión de licencias en torno a las murallas impide obrar en la Maestranza

El bloqueo de los permisos durará un año y no afectará a las rehabilitaciones


a CORUÑA / LA VOZ

Un año, y con elecciones de por medio, se ha dado el gobierno municipal para estudiar medidas de puesta en valor de las murallas históricas y posibles lugares para construir equipamientos públicos demandados por los vecinos de la Ciudad Vieja. Con estos argumentos justificó ayer el concejal de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, la propuesta de suspender un año las licencias de parcelación, construcción y demolición en el entorno de las murallas que su departamento ha elevado a la junta de gobierno y con toda probabilidad quedará aprobada hoy.

La paralización de los permisos, que no afectará a las obras de rehabilitación, conlleva el bloqueo de las actuaciones que pudieran llevarse a cabo en las dos parcelas de la Maestranza que el Ministerio de Defensa subastó sin éxito en dos ocasiones y para las que después encontró un comprador dispuesto a abonar 11,8 millones de euros por ambos solares, en los que podrían levantarse hasta 176 viviendas. A finales de julio el solicitante había abonado un adelanto de 590.000 euros y el procedimiento seguía su tramitación, según confirmaron fuentes de Defensa, que estimaron entre cuatro y ocho meses el tiempo necesario para cerrar la venta.

El gobierno de Xulio Ferreiro, que una vez que tuvo conocimiento de la operación pidió por varias vías que se anulara con el propósito de que las parcelas -de 2.100 y 1.300 metros cuadrados- pasaran a manos del ayuntamiento, blinda ahora los terrenos del más mínimo avance en su tramitación urbanística hasta pasadas las elecciones de mayo. En los próximos meses, el propietario no podrá parcelar los solares ni ejecutar obra alguna. 

Afección residencial

Xiao Varela explicó ayer que la suspensión de licencias es un mecanismo que prevé la Lei do Solo de Galicia y que no repercutirá «en ningún caso» en los permisos de conservación, mantenimiento y rehabilitación integral, «se ben a decisión -razonó el concejal- apenas afecta á edificación residencial».

El ámbito paralizado comprende la zona interior del perímetro defensivo que circunda la Ciudad Vieja desde las naves de la Comandancia de Obras hasta Puerta Real. Varela plantea «poñer en valor e protexer» el conjunto de las murallas, a pesar de que ya cuentan con protección, en virtud de su catalogación como monumento histórico-artístico y, en el caso de las puertas del Parrote, como bien de interés cultural (BIC).

En segundo término, el ayuntamiento esgrime que es necesario estudiar la conveniencia de nuevas dotaciones públicas para cubrir las necesidades de los vecinos, y habla expresamente de «déficit de zonas verdes e carencia de equipamentos de barrio», una demanda que ya quedó recogida en la última reunión del órgano constituido por el gobierno local, vecinos y comerciantes para hacer el seguimiento del plan de revitalización y peatonalización del centro histórico.

La suspensión estará acompañada de una modificación del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) de la Ciudad Vieja y Pescadería para adaptar el documento a las que actuaciones que pudieran derivarse de este año de reflexión y, «máis técnica», a la normativa urbanística en vigor tras la aprobación de la Lei do Solo del 2016.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La suspensión de licencias en torno a las murallas impide obrar en la Maestranza