El nuevo propietario podrá hacer hasta 176 pisos en la Maestranza

Defensa llevaba dos años y medio tratando de vender sus fincas sin que el gobierno local, que dice ahora que pedirá que sigan siendo púbicas, se hiciese con ellas

.

A Coruña / la voz

Las dos parcelas que Defensa tenía a la venta en la Maestranza (de un total de tres en esa zona de las que es titular) han encontrado comprador, una firma que ya ha ingresado 590.000 euros en un primer pago para hacerse con las propiedades. Las dos tienen un valor de 11,8 millones de euros, 7,3 millones una de ellas y 4,5 millones la segunda. El ministerio las había intentado subastar sin éxito en dos ocasiones y finalmente recurrió a la venta directa de ese suelo, para lo que bastaba que quien estuviera interesado se presentase para adquirirlas.

En esos terrenos podrán levantarse un total de 176 pisos y apartamentos repartidos en sendos bloques de edificios, uno con 118 viviendas y el otro con 58. Faltaría por sacar a la venta un tercero donde se pueden construir otras 71.

El gobierno local explicó ayer -con el proceso de venta a punto de cerrarse después dos años y medio de trámites- que envió una carta a la ministra y se puso en contacto con el delegado del Gobierno para «atopar unha saída que permita incorporar estas parcelas ao patrimonio municipal».

Contactos fallidos

Tras fracasar la última subasta a finales del pasado mes de mayo el alcalde, Xulio Ferreiro, indicó que el Ayuntamiento estaba en negociaciones con Defensa sobre esos y otros terrenos con el objetivo de buscar una vía para que siguieran siendo públicos.

En marzo del 2016 el gobierno local solicitó al ministerio que se iniciaran negociaciones bilaterales con ese fin, ya que el consistorio entonces no quería que se edificase en la Maestranza. Las críticas a Defensa empezaron a amainar el pasado diciembre cuando el ministerio firmó la cesión de la titularidad de la antigua Comandancia de Obras al Ayuntamiento, una finca de unos 5.000 metros cuadrados en la que se hará un centro juvenil.

La venta de las parcelas en cuestión forma parte de unos acuerdos firmados en los años ochenta y noventa entre el Ayuntamiento y el Gobierno. En esos convenios se cedían propiedades que habían tenido uso militar al consistorio -como el monte de San Pedro o punta Herminia- a cambio de que Defensa pudiese vender suelo edificable con el que obtener recursos.

El actual gobierno local intentó dificultar la operación encargando catas arqueológicas en las fincas y obligando a que los informes de los sondeos apareciesen en las fichas para informar -y disuadir- a los potenciales compradores. Esa información apareció en esos documentos, pero igualmente surgió, al final, un comprador.

Los contactos entablados por el gobierno local habrían, pues, fracasado, con las propiedades en vías de privatización. En los tres años que van de mandato María Pita no presentó ninguna oferta para comprar las parcelas, aunque pidió su cesión gratuita.

La venta del suelo «reflexa claramente a decepción de moitos sectores da cidadanía respecto ás ilusións espertadas coa chegada da Marea Atlántica ao pazo de María Pita», indicaban ayer desde la Plataforma en Defensa do Común. A las críticas se sumó también el BNG.

Cuatro empresas demandan al Ayuntamiento por licencias urbanísticas

La junta de gobierno aprobará hoy que el Ayuntamiento se persone en cuatro procedimientos judiciales iniciados por empresas a las que se denegaron o hicieron caducar licencias urbanísticas.

Una de ellas fue presentada por la firma Inmobiliaria Coruñesa, que tenía licencia para construir un edificio en el número 50 de la calle Emilio González López. El Ayuntamiento declaró caducado ese permiso por no haberse ejecutado las obras solicitadas en el plazo previsto.

Otro de los recursos fue presentado por la Sareb, la sociedad participada por fondos públicos que gestiona los activos procedentes de la reestructuración bancaria. La entidad también ha llevado al juzgado la decisión de declarar caducada una licencia para construir un edificio de viviendas en una parcela situada entre las calles Maravillas, Fátima y la ronda de Nelle.

El Grupo de Empresas Marte ha llevado al Contencioso la decisión del gobierno local de denegarle una licencia para rehabilitar y ampliar el edificio situado en los número 98, 100 y 102 de la avenida Fernández Latorre.

Finalmente, una particular también ha recurrido a los tribunales la denegación de licencia para rehabilitar el edificio situados en los números 1 y 3 de la travesía de Herrerías.

Por otra parte, otras dos empresas, Via Farini y Casino Explotaciones Hoteleras han recurrido a los tribunales las sanciones de 50.000 y 100.000 euros que les impuso el Ayuntamiento por haber cometido infracciones calificadas como «muy graves» de la ley de emprendimiento y competitividad de Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El nuevo propietario podrá hacer hasta 176 pisos en la Maestranza