Culleredo quiere que la frecuencia del bus en el rural no supere la hora

Rioboo apuesta por crear un ente que regule el transporte metropolitano

.

El Concello de Culleredo tiene muy claro que el sistema de transporte metropolitano, competencia de la Xunta de Galicia, necesita mucho más que meros cambios. Se requiere una modernización, un nuevo concepto que termine con las carencias actuales y dé la respuesta adecuada como servicio público esencial para los vecinos de todas las parroquias. 

El alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, ya se está moviendo para realizar un planteamiento ambicioso a la Administración autonómica. La configuración de las nuevas concesiones de buses, prevista para el año que viene, supone un horizonte de oportunidad que el regidor quiere aprovechar.

Su idea es la siguiente. En primer lugar, crear un ente que regule el transporte metropolitano tal y como se concluyó en la mesa de alcaldes del área metropolitana. En esta entidad, que deberían participar los ayuntamientos del entorno metropolitano y la propia Xunta, se podrán tratar de forma específica todas las cuestiones que en materia de transporte afectan en exclusiva a la comarca coruñesa, respondiendo de modo más efectivo a las necesidades de los ciudadanos.

En segundo lugar, una de las pretensiones que tiene el alcalde de Culleredo consiste en potenciar las líneas internas de transporte entre las parroquias rurales del municipio, que en estos momentos cuentan con frecuencias que en ocasiones exceden las tres horas entre bus y bus. El objetivo del Ayuntamiento es que esta frecuencia no supere los sesenta minutos. Para eso, el bus metropolitano que recorre las parroquias interiores llegaría hasta Vilaboa y O Burgo para que allí los usuarios del rural pudieran hacer sus gestiones y compras sin tener que depender del vehículo propio o hacer un transbordo gratuito hacia A Coruña.

«El rural no puede ser el damnificado del transporte, desde la administración hay que poner los medios para atender todas las casuísticas», señala Rioboo. Otro ingrediente para la nueva receta de transporte que pide el Concello de Culleredo pasa por garantizar la movilidad con diferentes zonas y equipamientos de mucha afluencia. El regidor cullerdense ve como una prioridad establecer algunos cambios en las líneas regulares para que estas puedan pasar por los diferentes hospitales y centros de especialidades. Lo mismo ocurre con los polígonos industriales y zonas de ocio. 

Los Olivos y Vallesur

El primer ejemplo de cambios que necesitan los vecinos en materia de transporte se puede encontrar en A Zapateira. Las urbanizaciones Los Olivos y Vallesur, situadas en Orro, y Montegolf, en Arteixo, carecen de línea de bus pese a albergar a unas 1.500 personas. Al no tener solución en el sistema metropolitano actual, los concellos de Culleredo y Arteixo iniciaron un trabajo conjunto que se espera que desemboque en un acuerdo para que estos vecinos puedan disponer junto a sus viviendas de una parada de la línea 24 del bus urbano coruñés. Para ello necesitan recabar la conformidad de la Xunta y del Concello de A Coruña, donde han encontrado excelente disposición. «Hay que reinventar el sistema de transporte y hacerlo justo y acorde con las necesidades diarias de los ciudadanos», apunta el alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo.

El transporte metropolitano de Galicia en Culleredo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Culleredo quiere que la frecuencia del bus en el rural no supere la hora