La «filosofía» de la fotoprotección, según Vázquez Veiga

El dermatólogo revisó en Afundación los riesgos de una excesiva exposición a la radiación solar

.

A Coruña / la voz

«La fotoprotección no es solo echarse crema cuando uno va a la playa, es una filosofía». Así lo cree el doctor Hugo Vázquez Veiga, jefe de Dermatología del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago, que el jueves impartió una conferencia en Afundación sobre los efectos del sol sobre la piel.

El especialista, ponente de un encuentro organizado por Arenal y La Voz de Galicia, centró su intervención en detallar los peligros reales de abusar de la exposición a la radiación ultravioleta, con imágenes y datos impactantes, para exponer también la forma más saludable de disfrutar del sol en verano. Tener en cuenta la «memoria» de la piel es importante, insistió, si se es consciente de que la mayoría «a los 18 años ya hemos estado expuestos al 75 % de la radiación» que se considera admisible.

Vázquez Veiga incidió en que, pese a las continuadas campañas, a las consultas siguen llegando quemaduras solares importantes, recordó la relevancia de atender al fototipo de cada uno para protegerse adecuadamente y en no olvidar zonas como los empeines, en el caso de las mujeres, y el pecho o las calvas, en los varones. 

De 12.30 a 17.30, prohibido

En esa filosofía preventiva, incluyó el dermatólogo no solo evitar el sol de 12.30 a 17.30 horas, sino también aplicar medidas como el uso de gorros, gafas y pareos, recurrir a alimentación protectora como los betacarotenos, y buscar lugares cercanos a vegetación que puedan mitigar el impacto de la radiación.

Además de exponer los efectos antiestéticos del sol, como las manchas, el envejecimiento y el descolgamiento cutáneo, el especialista advirtió al auditorio sobre todo de las consecuencias para la salud, en especial la vinculación directa del abuso con la aparición del cáncer de piel. Según los datos que maneja, la incidencia del melanoma maligno se ha incrementado de forma «preocupante», dijo, en las últimas décadas. En España la tasa anual se sitúa ya en 11 casos nuevos por cada 100.000 habitantes, lo que en Galicia se traduce en unos 300 pacientes nuevos cada año. Además, el melanoma es un tumor potencialmente muy agresivo y de forma relativamente frecuente afecta a adultos jóvenes y de edad media, aunque por ese efecto acumulativo sobre la dermis, «hasta la mitad de los mayores de 65 años acaban desarrollando un cáncer de piel», señaló.

Por todo ello, Vázquez Veiga insistió en que si bien el diagnóstico precoz es clave, la asignatura pendiente sigue siendo la prevención. «Si no haces sombra, no tomes el sol», recalcó, ya que solo en dos circunstancias se da este escenario: en las horas centrales del día y por tanto, de mayor intensidad ultravioleta, o cuando está nublado y se relajan las medidas de protección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La «filosofía» de la fotoprotección, según Vázquez Veiga