«En la sanidad pública, los dermatólogos ya no operamos otra cosa que no sea cáncer»

El especialista ofrecerá mañana en Afundación una charla sobre los efectos del sol sobre la piel


A Coruña / agencia

Hugo Vázquez Veiga (Buenos Aires, 1953) es el jefe de Dermatología del Hospital de Santiago. Mañana (20.00 horas, Afundación) dará la charla Disfrutemos del sol del verano... conociendo sus efectos sobre la piel, organizada por La Voz de Galicia y Arenal.

 -¿Siguen encontrándose quemaduras pese a las campañas?

-Sí, sí, claro que sí. Seguimos viendo las consecuencias del sol mal tomado, de un consumo de luz ultravioleta exagerado.

-O sea, el mensaje no cala.

-Hemos fracasado estrepitosamente en prevención primaria. Sabemos de sobra las causas, pero nos va fatal evitarlas. Cada vez hay más gente tomando el sol al mediodía, el uso de fotoprotectores altos baja, vemos manchas, quemaduras, descolgamiento de la piel... al margen del cáncer.. Pero seguimos intentándolo. En lo que hemos tenido éxito es en la prevención secundaria, en el diagnóstico precoz. El paciente identifica sus manchas y acude al médico cuanto antes, con lo cual tenemos más melanoma, pero como se consulta antes, lo tratamos mejor.

-¿Sigue aumentando?

-Sí, cada año. En Galicia se diagnostican al año 300 casos nuevos de melanoma maligno. Hoy por hoy, en la sanidad pública operar algo diferente es excepcional. Los diagnosticamos antes y curamos más, claro está. Los dermatólogos ya casi no operamos otra cosa que no sea cáncer de piel, no tenemos tiempo para hacer otra cosa.

-¿Cómo piensan cambiar esa tendencia en lo que se refiere a la prevención?

-Con los niños lo hacemos muy bien, pero los jóvenes y adultos... un desastre. Imagino que en la adolescencia, parte de la rebeldía es no hacer lo que mandan los mayores. Tenemos que seguir insistiendo en que lo mejor es evitar las causas. Lo hemos hecho con el tabaco, ¿no? A nadie se le ocurre decir que para evitar el cáncer de pulmón hay que hacer diagnóstico precoz. Pues con la piel igual.

-¿Días como el del sábado pasado son los peores?

-No. El sol radiante no es el más peligroso, porque es incómodo, da demasiado calor y uno acaba huyendo. El sol preocupante es el que no se nota tanto y las grandes quemaduras suelen ser en días nublados.

-¿Una máxima frente al sol?

-Si no haces sombra, no tomes el sol. Para no hacer sombra o el sol está perpendicular, sobre nuestra cabeza, o está nublado. Y es cuando más nos quemamos.

-Y la piel tiene memoria.

-Cualquier radiación se acumula, la de las placas de rayos X y la ultravioleta. Hay que evitar seguir sumando radiación.

-¿Cuál es la hora prohibida?

-En Galicia, de 12.30 a 17.30. Y cuando no hagas sombra, insisto.

-¿Qué hay que controlar más, la intensidad o el tiempo?

-Lo más importante es la hora y saber que protegerse no es solo echarse crema, es una filosofía.

-¿Una filosofía?

-Sí, está la fotoprotección horaria, la geográfica, porque no es lo mismo tomar el sol en la arena que lo refleja todo, que cerca de árboles, que absorben parte de la radiación; la de la ropa, la pamela, las gafas...; la alimentaria, con elementos como los betacarotenos; y los fotoprotectores, cada vez mejores. Si aplicamos toda esa filosofía, vamos a tener resultados muy buenos para nuestra salud y nuestra estética.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«En la sanidad pública, los dermatólogos ya no operamos otra cosa que no sea cáncer»