Esperando por una señalización clara

Ayer los residentes todavía no tenían pintada su zona acotada y muchos siguen aún con las tarjetas viejas

.

A Coruña / La Voz

Hasta dentro de un par de días no se empezará a multar en la Ciudad Vieja. Para entonces todos tienen que acatar las normas. El problema ayer era saber qué normas eran y cómo cumplirlas. Así, todavía no están pintadas las zonas delimitadas para los residentes, trabajos que pueden durar tres días. Una empresa se afanaba ayer en borrar la pintura vieja, pero los residentes todavía no saben dónde tendrán que dejar sus coches.

Tampoco es fácil saber quién tiene permiso y quién no. En los parabrisas siguen las tarjetas viejas, que teóricamente ya no sirven. Algunos vecinos han pedido la nueva pero aún no les ha llegado. Les recomiendan que pongan el resguardo en el parabrisas tapando sus datos personales.

Hay también cierta confusión con las paradas de buses. La del Rectorado pasó a Julio Portela Ceballos, pero la vieja seguía ayer en el sitio y con el poste con las líneas correspondiente, dando lugar a confusiones y esperas en balde. Sí se anuncia con unos folios pegados que la de San Carlos en dirección bajada ya no existe: hay que ir al Abente y Lago.

Los cambios en la circulación llevan ahora el tráfico de la Maestranza hacia el paseo. El problema, para los usuarios de la Hípica, es que ahora no pueden entrar en las instalaciones desde esa calle, que está al lado. Para hacerlo bien han de hacer un largo recorrido yendo hasta el castillo de San Antón y volviendo hasta el mismo sitio, pero sin cruzar líneas continuas.

También es complicado entender algún paso de peatones. El nuevo de la Maestranza no cruza una calle entre dos aceras, sino que traviesa el asfalto entre plazas de aparcamiento, sin rebajes para facilitar la subida y bajada de carritos y sillas de ruedas.

Son algunos detalles que quedan por pulir en el plan de peatonalización, un plan que genera dudas sobre todo en el control de accesos y del tiempo de aparcamiento, sin dispositivos físicos que regulen la entrada: ni cámaras ni barreras.

Ferreiro: «En xeral bastante ben, a cousa está funcionando»

El alcalde, Xulio Ferreiro, hizo ayer por la mañana un primer balance del cambio en la Ciudad Vieja. «En xeral bastante ben, a cousa está funcionando», apuntó sobre el proceso de peatonalización, que es «unha pata máis no plan de revitalización da Cidade Vella». Ferreiro no supo especificar cuál iba a ser el siguiente paso concreto de ese plan, si bien más tarde, en una entrevista radiofónica, apuntó que se invertirán 190.000 euros en ampliar aceras en la zona de Dominicos por Maestranza y en enlosar un tramo de esta vía entre Isabel Zendal y Portela Ceballos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Esperando por una señalización clara