Colas de tres horas para asegurarse una plaza de comedor en el colegio de la Sagrada Familia

La ampliación de los menús anunciada por la Xunta no disipó la incertidumbre de los padres, que esperaron desde las 6.30 horas

.Colas en el CEIP Sagrada Familia para apuntarse para el comedor el próximo curso
Colas en el CEIP Sagrada Familia para apuntarse para el comedor el próximo curso

A Coruña

Poco calmó la incertidumbre el anuncio de ampliación del comedor hecho la semana pasada por la delegación de la Xunta. A las seis y media de esta mañana cinco personas guardaban cola ya en la puerta del colegio de infantil y primaria Sagrada Familia para asegurarse una plaza para sus niños. «Si te juegas la comida de tus hijos, no arriesgas», resumió una madre más confiada que llegó a la sede de la ANPA alrededor de las nueve y consiguió igualmente un menú para su hija. En la solicitud había que incluir obligatoriamente un número de cuenta bancaria que hizo que algunas familias dependientes de las becas municipales, que no se conocerán hasta octubre, desistiesen de anotarse. Y por eso a las 12.00 horas, cuando la asociación cerró el local hasta la tarde (abrirá de nuevo a las 16.00), aún quedaban decenas de plazas vacantes.

El conflicto con el comedor del colegio público de la Sagrada Familia estalló la semana pasada con una comunicación de la ANPA en la que anunciaba que el curso que viene solo se servirían 146 menús, cuando actualmente comen 210 niños y alrededor de treinta siguen en lista de espera. El recorte movió a un grupo de madres a reclamar soluciones y la Xunta respondió con el compromiso de ampliar el comedor este verano, una medida que para la comunidad educativa no deja de ser un parche y debe ir acompañada de un plan para construir un nuevo edificio destinado al mismo fin en la parcela del centro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Colas de tres horas para asegurarse una plaza de comedor en el colegio de la Sagrada Familia