Teresa Martínez Ramonde: «Ser diabético no es incompatible con nada, pero hay que estar bien formado»

El servicio de Endocrinología del Chuac coorganiza una jornada en Santiago sobre los avances contra la enfermedad en niños y jóvenes

.

santiago / la voz

Problemas cardíacos en diabetes, investigación en células madre, evolución de las insulinas... La jefa de servicio de Endocrinología del Chuac, Teresa Martínez Ramonde, es optimista sobre el futuro de la enfermedad y así lo expondrá mañana en el marco de una jornada sobre diabetes infantil y juvenil, organizada en Santiago por el servicio que dirige y por la Sociedade Galega de Endocrinoloxía e Nutrición.

-¿Cuál es la prevalencia de la diabetes infantil y juvenil?

-Exactamente en Galicia no lo sabemos, y precisamente estoy intentando hacer un estudio para tener los datos un poco más claros. Las cifras de las que disponemos son que aproximadamente un 5 % de la población tiene este tipo de diabetes, o lo que es lo mismo, representa el 10 % de la diabetes que hay. Pero cada vez hay más, debutan más casos y no sabemos por qué.

-¿Es la más preocupante?

-Es la más difícil de controlar, por decirlo de alguna manera, es la más conflictiva. Necesita tratamientos específicos, que se involucre el paciente, la familia, los profesionales. Hay que formar a los jóvenes para que aprendan a convivir con su diabetes llevando una vida lo más normal posible, porque crecen con una enfermedad crónica a cuestas.

-¿Ha habido muchos avances tecnológicos para el paciente diabético, por ejemplo, para que un niño no olvide cuándo tiene que pincharse?

-Hay muchísimos avances y cada vez se evoluciona más. El problema no está en recordar a los jóvenes que se tienen que poner la insulina, porque de eso no se olvidan, el problema es que el hecho de ponérsela tiene muchas implicaciones en la alimentación: el problema son los efectos secundarios. Mañana en Santiago vamos a hablar de toda esta nueva tecnología, de las bombas de insulina, de los sensores de glucosa que la miden de forma continua sin tener que pincharse el dedo a todas horas, así como de otro pilar importantísimo que es la investigación básica, de si se va a poder curar la diabetes, en qué situación estamos y de si se pueden trasplantar o no los islotes pancreáticos, las partes que producen la insulina.

-¿Hay que ser optimistas respecto a al cura de la diabetes?

-Yo soy optimista, una persona pesimista no llega a ninguna parte en la vida. Creo que no es tan fácil como lo están planteando y no se pueden crear falsas esperanzas en la gente, por eso traemos a un experto internacional que nos va poner al tanto de todo los que se está haciendo en investigación.

-¿Hasta qué punto tiene limitaciones un joven con diabetes para hacer una vida normal?

-Las limitaciones son dependientes de su nivel de formación, una persona que esté bien formada en diabetes no tiene limitaciones, el problema es no saber manejarse con ella. Solo quien no sabe cómo manejarla tiene limitada su vida. En una mesa redonda que organizaremos en esta jornada participa un paciente mío desde que era pequeñito y que está en Estados Unidos, en un equipo profesional de ciclismo. Hemos tenido pacientes que han llegado a niveles importantes en muchas áreas. Ser diabético no es incompatible con nada, pero tienes que estar bien enterado y bien formado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

Teresa Martínez Ramonde: «Ser diabético no es incompatible con nada, pero hay que estar bien formado»