El Ayuntamiento lleva seis meses sin pasar a recoger las llaves de Tabacos

El gobierno local no tiene listo el proyecto para dar uso a sus espacios en el edificio


a Coruña / la voz

El pasado verano, los funcionarios de Justicia estrenaron sus nuevas dependencias en la antigua Fábrica de Tabacos. El Ayuntamiento dispone de 3.000 metros cuadrados en ese edificio, en los que estaba previsto unificar todos los departamentos del área de Rexeneración Urbana (Urbanismo). Pero al contrario que sus compañeros de Justicia, los funcionarios municipales no han podido mudarse allí y no lo harán a corto plazo: las dependencias siguen vacías a la espera de que el Ayuntamiento se haga cargo.

En noviembre del año pasado, la Xunta envió un acta de entrega de las llaves al Ayuntamiento. No incluía condiciones, solo señalaba que la entrega «supón a toma de posesión e a conformidade cos espazos correspondentes ás dependencias municipais».

Lejos de recogerlas, unos días más tarde el Ayuntamiento envió su propia propuesta de acta a la Xunta. Era similar a la anterior, pero incluía una cláusula que facultaba al Ayuntamiento a hacer obras en sus dependencias, y obligaba a la Administración gallega a compensar ese gasto si se alterase el uso de las dependencias, incluso aunque el cambio fuese de mutuo acuerdo.

La Xunta no aceptó esa cláusula. Fuentes del Gobierno gallego señalan que no se había negociado antes, y que sus técnicos la rechazaron al vincular un gasto que no estaba previsto. Además, la Administración autonómica ya había pagado obras en las dependencias municipales para dejarlas diáfanas, a pesar de que los acuerdos firmados para rehabilitar la antigua Fábrica de Tabacos no les obligaban a ello. Pese a todo, la Xunta insiste en que está dispuesta a entregar las llaves, de acuerdo al acta que remitieron a María Pita, «de inmediato, en cuanto quiera el Ayuntamiento».

En el último pleno, celebrado el pasado lunes, el concejal socialista José Manuel Dapena preguntó al titular de Rexeneración Urbana, Xiao Varela, cómo era posible que «un año después de que los servicios de Justicia empezasen a trabajar en Tabacos, ustedes sigan sin hacer las obras necesarias» en las dependencias municipales. Le advirtió además que echar la culpa a las demás Administraciones «no es forma de funcionar». Varela hizo justo eso, insistió en que la Xunta dejó «inacabados» los espacios y sin «conexión vertical» entre los tres pisos. Son las mismas críticas que el gobierno local ya lanzó en septiembre del año pasado, sin que desde entonces se haya producido cambio alguno. 

No hay proyecto todavía

Pero incluso aunque el gobierno local recogiese las llaves, los funcionarios no podría entrar a trabajar. El motivo es que no se han ejecutado las obras a las que hizo referencia Dapena en el pleno. Es más, el área de Rexeneración Urbana ni siquiera tiene un proyecto definitivo para hacer esa reforma. El anteproyecto fue enviado a Patrimonio el pasado mes de septiembre. Ese organismo exigió cuatro cambios en el proyecto, «suprimir a caixa de vidro ao exterior prevista no novo acceso», «definir en detalle a escaleira de acceso (...) descartando a execución dun acceso ‘monumental’», «definir en detalle (...) as novas portas de acceso» y «eliminar as religas de madeira que se propoñen na fiestra».

El informe de Patrimonio fue emitido en octubre, pero en el pleno, siete meses después, el titular de Rexeneración Urbana admitió que el proyecto todavía «está en redacción», ya que aún se están incluyendo los requerimientos de esa institución.

Una rehabilitación en la que la Xunta invirtió 16 millones para mejorar los servicios judiciales

La rehabilitación de la Fábrica de Tabacos fue una de las principales obras urbanas desarrolladas en la ciudad en los últimos años. Fue producto de la colaboración entre el Ayuntamiento y la Xunta durante los dos anteriores mandatos. La idea surgió durante la alcaldía de Javier Losada (PSOE), que en el 2009 propuso de destinar el inmueble a usos judiciales para aliviar la sobrecarga de los edificios existentes. Además planteó que el Ayuntamiento se quedase con una parte del edificio, 3.000 de sus 17.000 metros cuadrados. El acuerdo se materializó con Carlos Negreira (PP) en la alcaldía, que en el 2011 firmó el acuerdo para ejecutar las obras. La Xunta se comprometió a reformar sus 14.000 metros para dedicarlos a juzgados. El Ayuntamiento no pagaría nada.

La Administración gallega invirtió 16 millones de euros. Después de tres años de obras, el 1 de abril del 2017, el edificio fue inaugurado por las autoridades judiciales, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, y el alcalde, Xulio Ferreiro. En julio la mudanza de los juzgados estaba lista, pero estaban vacías, y así siguen, las dependencias municipales. Se decidió hacer una inversión conjunta de 100.000 euros entre ambas Administraciones, aunque los convenios no obligaban a la Xunta. En septiembre, tras hacer su parte, instó al Ayuntamiento a hacerse cargo, pero respondió que la obra no le satisface. Tras años de trámites y obras, y 16 millones de euros después, esa discrepancia impide a los funcionarios municipales trabajar en un edificio renovado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El Ayuntamiento lleva seis meses sin pasar a recoger las llaves de Tabacos