Escolares del Rías Altas aprenden con «Este Picasso es un caso»

El proyecto para sexto de educación infantil concluye estos días con la exposición de las obras que han pintado


A Coruña / agencia

Casi diez años tenía Pablo Ruiz Picasso cuando llegó con su familia a la ciudad en la que daría sus primeros pasos como pintor. Unos pocos años menos tienen los 26 escolares del sexto curso de educación infantil del colegio Rías Altas que han ido aprendiendo con la vida del pintor desde las formas geométricas hasta los colores o la distribución espacial pasando, lógicamente, por la lingüística, porque eso del cubismo, de entrada, puede sonarles a cubo para ir a la playa... O a saber a qué, porque la imaginación infantil es siempre impredecible. Lo cierto es que, como explica su profesora, Chus Sánchez López, «hemos viajado por la vida de este pintor tan cercano». Y es que la presencia del artista en la ciudad ha sido una de las claves para la puesta en marcha de esta iniciativa que han denominado Este Picasso es un caso.

El resultado de la experiencia viene a sumarse a otros proyectos de contenido artístico, como el que habían llevado a cabo en el colegio hace dos cursos con Kandinsky, y se plasma estos días en la exposición de los trabajos que han ido haciendo los escolares del Rías Altas.

Indica Chus Sánchez que en el desarrollo de este proyecto centrado en la vida del pintor nacido en Málaga, los escolares han ido «descubriendo sus obras, etapas pictóricas y todos aquellos aspectos que a lo largo de su existencia han dado sentido a su legado». Todo este proceso les llevó a adquirir una serie de conocimientos «centrándonos en la etapa cubista, que ha servido de inspiración para la realización de los lienzos que conforman esta particular exposición». Los pequeños artistas mostraban estos días no solo las obras que han pintado, sino otras piezas geométricas que han ido conociendo durante este proyecto en el que, apuntaba Sánchez López, los escolares «han aprendido pero sobre todo han disfrutado muchísimo».

De todos modos, este es un proyecto de largo recorrido, ya que una parte del mismo, como son las obras pintadas, será guardada a finales de este curso en la llamada cápsula del tiempo, otra iniciativa del centro escolar. La cápsula, en la que los escolares también anotarán a qué creen que se van a dedicar en el futuro, será abierta cuando cumplan los 18 años y tengan que dejar el centro. Y si es una incógnita lo que serán en el futuro, parece claro que no van a olvidar todo lo que han aprendido con Este Picasso es un caso.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

Escolares del Rías Altas aprenden con «Este Picasso es un caso»