El afín a la Marea facilitó datos contradictorios de su propio piso

En la declaración responsable indica que tiene uno y, más adelante, dos dormitorios


A Coruña / la voz

El firmante de la Marea Atlántica al que el gobierno local compró dos pisos por 145.865 euros incluyó datos contradictorios en la declaración responsable que describe una de las viviendas. Se trata del piso del número 23 de la calle Santander, por el que el Ayuntamiento pagó 91.290 euros. El gobierno local rechaza anular la compra pese a que el pleno le ha instado a ello por las presuntas irregularidades en la operación.

En la primera declaración responsable, con fecha del 20 de agosto del 2017, se indica que el piso tiene «al menos dos piezas principales (salón-dormitorios)» con ventanas que dan a la calle.

En el documento faltaban otros datos, por lo que el Ayuntamiento requirió al firmante para que completase la documentación.

El nuevo formulario lleva fecha del 6 de septiembre. En la misma hoja de ese documento hay datos contradictorios. En primer lugar, se cambia lo marcado en la declaración del 20 de agosto, indicándose que el piso tiene «una pieza principal con huecos de luz a la vía pública, ya que tiene un único dormitorio». Sin embargo, en otro apartado del documento se dice que el piso alcanza la superficie mínima exigida «50 m2 en el caso de dos dormitorios». También el informe de la tasadora que el Ayuntamiento contrató para revisar las viviendas, la empresa Tinsa, indica que la vivienda tiene dos dormitorios.

A pesar de la aparente contradicción en los datos aportados en la declaración responsable, el procedimiento de compra siguió adelante, sin que en los expedientes facilitados a la oposición figure informe alguno que aclare esa discrepancia. Es más, en los informes de comprobación posteriores se indica que la documentación fue subsanada por el firmante de forma correcta y no se menciona la contradicción.

El informe redactado por la directora de la asesoría jurídica municipal, Marta García Pérez, un cargo de confianza nombrado directamente por el alcalde, también habla de las ventanas del piso de la calle Santander.

Dice que en esa y otra vivienda «no se cumple la exigencia de que al menos dos de sus piezas principales tengan hueco de luz a la vía pública», ya que la ventana no da a la calle, sino a un patio interior. Pese a ello, no aconseja revocar la compra al considerar que esa «incidencia» no tiene «entidad suficiente para ser considerada causa de nulidad».

Tanto el PP como el PSOE se han mostrado muy críticos con ese informe. Los populares afirman que no aborda todas las posibles causas de nulidad, como que según el registro de la propiedad y otros documentos el inmueble no llegaba a los 50 metros útiles requeridos. Los socialistas opinan igual, y han denunciado que el informe parece «de parte», de la Marea, en vez de un documento redactado por la asesoría jurídica de la corporación.

El socialista José Manuel Dapena señala que el informe no considera cuestiones como que los pisos se compraron sin publicar las resoluciones previas, aunque era obligatorio, y considera que esa deficiencia podría bastar para anular todo el procedimiento.

Ahora se suma que el informe no analiza las contradicciones entre la declaración responsable del firmante y la situación real del piso, pese a que la Ley de Procedimiento Administrativo, en su artículo 69, dice que la «inexactitud, falsedad u omisión, de carácter esencial de cualquier dato o información» en una de esas declaraciones permite a la Administración dar marcha atrás al procedimiento afectado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El afín a la Marea facilitó datos contradictorios de su propio piso