El pacto Xunta-Fomento prevé que Batería y Calvo Sotelo dejen su uso portuario este año

Ayuntamiento y Diputación podrán participar en una empresa pública para gestionar el terreno


a Coruña / La Voz

Hasta que acabe el 2019, el Ayuntamiento y la Diputación podrán integrarse en la entidad que gestionará los muelles de Batería y Calvo Sotelo. Para ello tendrán que adquirir parte de los terrenos que no comprará la Xunta de Galicia, que ya ha comprometido una partida de hasta 20 millones de euros con el objetivo de obtener el 51 % de esos espacios y garantizar que continúan siendo de uso público en el futuro.

Así lo dice el convenio firmado el miércoles por el presidente del gobierno gallego, Alberto Núñez Feijoo; el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna; el presidente de Puertos del Estado, José Llorca, y el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada.

El pacto prevé que los muelles de Batería y Calvo Sotelo queden desafectados del dominio portuario antes de que termine este año. En el 2019 se producirá la enajenación del 51 % de los terrenos a la Xunta. El 49 % restante podrá transferirse a «las Administraciones territoriales que lo soliciten», es decir el Ayuntamiento y la Diputación. El precio de los terrenos se valorará en ese momento por una tasación independiente.

El pacto prevé además que la Autoridad Portuaria continúe con la subasta del hotel Finisterre, a la que el gobierno local dio el visto bueno en mayo del 2016. Con esa venta y la aportación de las Administraciones para comprar Batería y Calvo Sotelo, la Autoridad Portuaria debe ingresar los 30 millones de euros que precisa para afrontar las anualidades de la deuda por la construcción de punta Langosteira. Si no se alcanza esa cantidad, el convenio prevé que la Xunta compense la diferencia mediante una aportación complementaria que se destinará a la compra de terrenos en el muelle de San Diego. Esa operación se concretaría entre los años 2019 y 2020, y el convenio no excluye que participen otras Administraciones.

La gestión y explotación de los terrenos de Calvo Sotelo y Batería requerirá de la firma de un nuevo convenio en el que participarán la Xunta, la Autoridad Portuaria, y, si finalmente se suman al plan, el Ayuntamiento y la Diputación. En principio se formará un condominio con las Administraciones participantes que tomará las decisiones por mayoría. Si entran el Ayuntamiento y la Diputación, y la participación de la Autoridad Portuaria es inferior al 10 %, el condominio dará paso una empresa pública.

El convenio prevé que esos trámites queden listos antes del 31 de diciembre del 2019. Además, el acuerdo insiste en que la gestión y explotación de los terrenos se hará «bajo titularidad pública», y no incluye ninguna cláusula para que la titularidad de las fincas se transfiera a manos privadas. 

Críticas y elogios al acuerdo

El acuerdo alcanzado por el presidente gallego también prevé que La Solana no sea subastada y continúe en manos públicas a través de la Autoridad Portuaria, e incluye un compromiso para licitar el tren al puerto exterior en el primer semestre del 2019, con una aportación del Estado de 140 millones de euros para la obra.

La presidenta local del PP, Beatriz Mato, calificó de «boa noticia» el acuerdo porque cumple lo votado en el pleno y garantiza el uso público de La Solana y los muelles. Destacó la inversión de 20 millones por la Xunta, e instó al gobierno local a que «deixe de marear» y se sume al pacto.

El BNG exigió que el convenio se haga público. Criticó que se mantenga la subasta del hotel Finisterre y la posible venta de terrenos en el muelle de San Diego, donde el plan general prevé la construcción de miles de viviendas. El viceportavoz de En Marea, Antón Sánchez, acusó a Feijoo de «ignorar ao Concello para favorecer os seus intereses electorais» y exigió que se conforme un ente consorciado para gestionar el futuro de los muelles.

La adquisición de la Xunta del 51 % de los muelles permitirá al Puerto lograr sus objetivos financieros

Emiliano Mouzo

Antes del 31 de diciembre del 2020 necesita 30 millones de euros adicionales

El presidente del Puerto, Enrique Losada, recordó esta mañana que la Autoridad Portuaria «tiene contraída una deuda de unos 300 millones de euros».

Indicó que con la operación sellada hace unos días en la que la Xunta adquiría el 51 % de los muelles de Bateria, Calvo Sotelo y La Solana por 20 millones de euros, «y a falta de la subasta del Finisterre que se celebrará próximamente», el organismo portuario podría alcanzar sus objetivos financieros más inmediatos: «lograr antes de la fecha límite, el 31 de diciembre del 2020, los 30 millones de euros adicionales que necesitamos además de lo que genera nuestra propia actividad».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El pacto Xunta-Fomento prevé que Batería y Calvo Sotelo dejen su uso portuario este año