El Camino tiene un claro efecto en el empleo de la provincia

Cuanto más cerca de Santiago están los concellos más beneficio obtienen de la ruta jacobea


Santiago / La Voz

«Ás veces coñecemos máis do que supuxo o Camiño na historia que na actualidade». Daniel Lorenzo, presidente de la Fundación Catedral de Santiago, ponía el dedo en la llaga en la presentación del Estudo do impacto socioeconómico do Camiño, realizado por la Xunta en colaboración con la Universidade de Santiago. Y los primeros resultados no dejan lugar a dudas, las rutas jacobeas no solo tienen impacto económico, sino social, demográfico y cultural.

El francés es sin duda el itinerario más utilizado, y por ello los concellos de las provincias de Lugo y A Coruña son los más beneficiados. Uno de los datos más interesantes es que el Camino repercute directamente en el aumento del empleo en los municipios del trazado, en mayor medida cuanto más cerca están de Compostela. La afiliación relativa a la Seguridad Social -afiliados por mil habitantes- aumentó en O Pino en los últimos 14 años un 64 %; en Melide un 19 %; en Arzúa un 18 %; y en Palas un 22 %; frente al 2,8 % de la media gallega.

Los concellos lucenses son los que más se benefician si se establece una relación entre el gasto directo del peregrino y el PIB. Así, utilizando una estimación de 50 euros diarios, en Triacastela lo invertido por los caminantes supuso en torno al 22 % de su PIB en el 2014, y en Pedrafita superó el 15 %. Hay que tener en cuenta, claro está, que son concellos con muy pocos habitantes. En otros con mayor población, como los coruñeses Melide o Arzúa, el gasto directo de los peregrinos supone entre el 5 y el 10 % de su PIB.

Es importante que el Camino tenga un impacto económico positivo, pero también que los residentes así lo perciban y no lo vean como una molestia. Por eso el informe incluye una encuesta a los vecinos de dos concellos muy diferentes: Pedrafita y Melide. En el primero casi el 90 % considera que los beneficios del Camino son muy superiores a los costes, mientras que en Melide más del 80 % tienen la misma opinión. 

Ángeles Sánchez, responsable de un albergue: «Cando hai peregrinos hai para todos»

Apunta Ángeles Sánchez que «cando hai peregrinos, hai para todos». Habla de la demanda y la oferta para pernoctar en albergues como el que ella regenta en Salceda, un pequeño núcleo de O Pino con más camas que vecinos censados. Ángeles contrató a dos personas porque esta temporada se le duplicará el chollo: alquiló O Apalpador, el primer albergue privado de Melide, abierto en el 2010. En esta localidad del centro de Galicia también dieron en el clavo Cristina, Milagros y Davinia Varela al abrir, como complemento de sus respectivas actividades, la lavandería autoservicio La Colada enfrente de la que los peregrinos convirtieron en la pulpería más internacional: Ezequiel. Aunque impulsaron el negocio pensando también en necesidades de cualquier hogar, acertaron: «Los que paran en Melide hacen uso del servicio». E igualmente, José Ángel López y Rosa María Sánchez son un matrimonio de Melide, taxistas de profesión, que, desde hace cuatro años, transportan, amén de viajeros, los bártulos propios del peregrino. Camino Cómodo se denomina el servicio, que, con igual nombre pero de manera autónoma, ofrecen otros compañeros de oficio desde Roncesvalles, comienzo del Camino en España, hasta Fisterra. Cada taxista cubre una etapa del Camino: la de Palas a Arzúa es la este matrimonio.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos
Comentarios

El Camino tiene un claro efecto en el empleo de la provincia