Cuatro clásicos bajan la reja

«Hay que dejar sitio a los jóvenes», reflexiona Manuel Vallo, tras 32 años detrás de la barra de la cafetería Uni-2


A Coruña / la Voz

«Vinimos de Suiza y cogimos este local». Esto que cuenta Manuel Vallo Coego ocurrió hace 32 años, que son los que llevan él y su mujer, Estrella González Dobao, en la cafetería Uni-2, en la plaza de Recife. El pasado lunes echaron el cierre convirtiéndose en otro de los locales clásicos de la ciudad que han bajado la reja en los últimos meses. Y es que al ya anunciado y contado cierre del Bazar de Pepe, en la calle Real, se han sumado desde tiendas emblemáticas como la droguería Celta, situada en Alcalde Marchesi, hasta negocios de hostelería como el Mesón del Hockey, en la zona de A Cubela, o El Prada, que en su día fue Prada a Tope, en el número 9 de la calle Payo Gómez.

El algunos casos el cierre podría ser provisional. Así lo indica Manuel Vallo al explicar, detrás de la barra y mientras recoge el local, que el bajo que ocupa el Uni-2 va a ser sometido a una reforma y dentro de unos meses es posible que vuelva a abrir. Recuerda que este local «siempre funcionó bien». Aludiendo a alguno de los clientes habituales apunta Vallo: «Arturo se fue a vivir a otro sitio, pero seguía viniendo aquí, es uno de los fieles». Tampoco faltan los clientes nostálgicos que recuerdan cómo hace unos cuantos años era habitual salir de la zona de copas, de locales como Soweto, y parar a tomar algo en el Uni-2, donde se cruzaban con los parroquianos que salían de misa de las 9.30 en la iglesia de San Pablo, enfrente.

También tiene años de historia la droguería Celta, en la calle Alcalde Marchesi, que durante los últimos meses tuvo colgado un cartel en el que anunciaba que se traspasaba, si bien finalmente acabó cerrando y liquidando las existencias. Un buen número de personas ya han empezado a echar de menos a las responsables del local puesto que, además de vender, en más de una ocasión a alguna de las clientas hasta le ayudaban con todo tipo de papeleos.

También durante años fue un clásico el Mesón del Hockey, en la zona de la A Cubela, que en su última etapa había cambiado de gestores y ahora también ha bajado la reja. Lo mismo ha ocurrido con el que en su día había sido el Prada a Tope. Ahora el local está disponible «para cualquier negocio», indican sus propietarios, después de que hace unos meses los últimos gestores decidieran cerrar un local que en su última etapa era simplemente El Prada.

Los anteriores son solo algunos ejemplos de establecimientos clásicos que van desapareciendo de la calles coruñesas. A ellos se suman otros como el Palacio del Mueble, en la calle Marqués de Pontejos, que en su escaparate también anuncia el cierre «por jubilación».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

Cuatro clásicos bajan la reja