Las de la Marina son las cámaras que más multas ponen de Galicia

Sancionan más que los 22 radares de la DGT ubicados en la provincia de Pontevedra


A Coruña / la voz

Entre los 50 radares fijos de la DGT que más multas imponen al año en España figuran tres en Galicia, los tres en carreteras nacionales y autovías muy transitadas. Sumando esos tres dispositivos la cifra de sanciones impuestas durante el año pasado asciende a cerca de 38.000. En nueve meses las cámaras que controlan los accesos a la Marina expidieron 34.000.

No hay en toda Galicia ningún dispositivo similar con tal furor sancionador. Así, el radar de O Pino, el vigésimo cuarto más rentable de España, sacó 17.660 fotos a infractores el año pasado. Con la cadencia de disparo actual, las cámaras de la Marina, en doce meses sumarían 42.500.

En Galicia hay 60 radares fijos, de ellos, 23 están en la provincia de Pontevedra y allí todos esos aparatos emiten cada año unos 30.000 boletines. En la provincia de Lugo llegan a los 37.000, con 1,6 millones de recaudación, menos de lo que gana el Ayuntamiento de A Coruña con sus aparatos: 3,4 millones como máximo y 1,7 millones si todos los multados recurren al pronto pago, a 50 euros la multa en este último caso.

Si se compara con otro tipo de cámaras de gestión municipal, A Coruña también lidera de lejos la lista con las de la Marina. En Vilagarcía, por ejemplo, se instalaron cuatro aparatos de ese tipo que funcionaron durante seis años, en todo ese tiempo facturaron 11.900 multas.

En otros municipios con amplias zonas peatonales no se recurre a esos métodos. Lo habitual son los bolardos retráctiles, por lo que quien no cuenta con tarjeta directamente no pasa.

En Pontevedra, sin embargo, se optó por el modelo que se propone desde el gobierno local coruñés para la Ciudad Vieja: señalizar la prohibición sin ningún dispositivo electrónico de control. Allí la Policía Local impone, en todo el término municipal, 13.000 sanciones cada año, de las que el 90 % son por aparcamientos indebidos. De nuevo la cifra está muy lejos de la que arroja en A Coruña el sistema de control de la Marina.

En Ferrol toda la Policía Local pone en torno a 4.500 boletines al año: son siete veces menos que los registros de los objetivos automáticos de la Marina y el Parrote. Ourense está aproximadamente en los mismos parámetros: 4.597 boletines en el 2017 -los de zona azul aparte-. El caso de Ourense -como el de Pontevedra- destaca porque allí hay amplias zonas peatonales que, a tenor de las cifras, no están generando un número elevado de infracciones.

En Santiago el volumen de sanciones es bastante más elevado que en los casos anteriores. Allí, como ahora en A Coruña, se dispararon los ingresos municipales con la instalación de cámaras. En su caso fueron los llamados fotorrojos que controlan varios semáforos y un radar. Con todo, durante todo el año 2016 la suma total de infracciones castigadas llegó a 22.063, 12.000 menos que las cámaras de la Marina en nueve meses.

Mención aparte merece el caso de Vigo. Esa ciudad es la que más recauda de Galicia, el año pasado fueron 8,5 millones de euros, frente a los entre 3,1 y 5,5 que se cobran en A Coruña - depende del año-, si bien la cifra del 2017 subirá sensiblemente por los nuevos dispositivos de la zona peatonal. En cualquier caso, Vigo carece de cámaras de control similares.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Las de la Marina son las cámaras que más multas ponen de Galicia