Familias del IES Elviña se niegan a cambiar el sistema de comedor

La Xunta no aclara si hay expedientes por altercados en el bar


a CORUÑA / LA VOZ

En el instituto de Elviña los últimos acontecimientos en torno al cierre del servicio de comidas en la cafetería derivan en direcciones opuestas. De un lado, una parte de la AMPA sigue adelante con su propuesta para gestionar un comedor el año que viene, como la propia Consellería de Educación deslizó a principios de esta semana tras el estallido de críticas provocado por el mandato del director de clausurar la cafetería a las 14.10 horas tras diez años con funciones de cocina. Por otro lado, familias de alumnos que comen en el instituto, muy molestas con el gesto de la dirección de adoptar una medida de esta envergadura a espaldas del consejo escolar, han emprendido una campaña para reclamar que, «á maior brevidade», la «decisión unilateral sexa revocada» y el servicio se mantenga como hasta ahora. «Desde a súa posta en marcha, o servizo funcionou con renovación anual do contrato, que sempre mantivo a actual concesionaria, e sempre de forma totalmente satisfactoria para toda a comunidade escolar, é dicir, alumnos e alumnas, nais e pais, equipo educativo e ANPA», argumentan las familias en un escrito que ayer empezaron a entregar, una a una, en la Xefatura Territorial de la Consellería de Educación. Y al mismo tiempo, en el centro, un grupo de alumnos inició una recogida de firmas a favor de la continuidad en la cocina de la mujer que gestiona la cafetería, coreando su nombre por los pasillos.

Altercados

La crisis del instituto de Elviña estalló hace una semana con la notificación a la adjudicataria -y a los padres, a través de una aplicación móvil- del cierre de la cafetería a la hora de comer, y el malestar, lejos de atenuarse, ha ido avivándose día a día. El jueves las familias de los chavales reaccionaron con indignación a la alusión que, según miembros del AMPA, hizo el director a supuestos expedientes por altercados en la cafetería. Padres y alumnos lo niegan categóricamente. «En este instituto hay follones, en los pasillos y en las aulas. Es Elviña -afirma una madre-. Pero si a alguien respetan los chavales es a Sandra, la respetan y la quieren. Ella estudió aquí, es del barrio, conoce a las familias. De hecho, allí jamás pasó nada».

La Xunta, que sigue sin reconocer la existencia del servicio de comidas a pesar de llevar diez años funcionando gracias a las obras emprendidas por la propia consellería y al respaldo de la anterior dirección para favorecer la conciliación y las becas de comedor a familias con escasos recursos, apuntó sobre los supuestos altercados en la cafetería que «no ofrece datos sobre expedientes en centros».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Familias del IES Elviña se niegan a cambiar el sistema de comedor