El Materno se humaniza por el cáncer infantil

El centro estrenó las áreas de Oncopediatría y Rehabilitación Cardiovascular impulsadas por la Fundación Jove


A Coruña / la voz

Con más color del habitual en un centro sanitario y, sobre todo, con una atmósfera más cálida, el Materno inauguró ayer el nuevo hospital de Oncopediatría y el área de Rehabilitación Cardiovascular, impulsados por la Fundación María José Jove, que ha invertido 570.000 euros en las obras y el equipamiento.

Las nuevas instalaciones, situadas en la tercera planta del Hospital Teresa Herrera, destacan por el cuidado en el diseño para tratar de dulcificar, al menos en la estética de los espacios, el duro paso del niño por un hospital, máxime cuando la enfermedad es cáncer y exige no solo más ingresos, sino también estancias más prolongadas y, a menudo, en condiciones de aislamiento. «El esfuerzo por humanizar la atención», en palabras de Jerónimo Pardo, jefe de Pediatría, se percibe en este caso en los ambientes. Para estos pequeños, unos 200 cada año en el área coruñesa, el estudio del arquitecto Álvaro Fernández Carballada ha trazado sobre 300 metros cuadrados cinco habitaciones individuales y exteriores, dotadas con sistema de aislamiento con presión positiva -para evitar el paso de gérmenes que puedan afectar a los pequeños inmunodeprimidos- , conectadas para facilitar que los niños puedan acceder al área de ocio, y preparadas para la estancia también de un familiar. Cuenta además con una sala de estar comunicada, para padres e hijos, equipada con instrumentos para entretener la convalecencia y con un control de enfermería específico cuyos muebles, como curiosidad, fueron hechos por el propio Manuel Jove, que ayer no quiso perderse el estreno de la nueva zona.

Al hospital de Oncopediatría se suma el área de Rehabilitación integral Cardiovascular, que permitirá «desarrollar un proyecto multidisciplinar, con proyección científica y de carácter innovador», señaló el responsable de Pediatría de un hospital que cuenta con una unidad de referencia para toda España en cardiopatías congénitas. En esta unidad se pondrá en marcha un plan de evaluación y rehabilitación dirigido a población pediátrica cardiópata y oncológica, de forma que no solo se estratifique el riesgo de cada paciente, para pautar la intensidad y el ejercicio más seguro, sino también para programar entrenamientos a la medida de las necesidades de cada pequeño, que proseguirá con un control ambulatorio y a domicilio del programa rehabilitador.

La nueva zona, situada al lado del hospital de día donde muchos de los niños acuden a recibir quimioterapia, cuenta así con «habitaciones que hasta hace poco solo tenían algunos quirófanos para procesos muy complejos», subrayó el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuíña, quien hizo hincapié en la «sensibilidade» demostrada por la Fundación María José Jove para con la infancia y la sanidad pública. «Hoy es un buen día para la ciudad -dijo- y para la sanidad gallega y española porque estamos en un hospital que es referencia fuera de la comunidad y que, a partir de hoy, mejora todavía más la calidad de la asistencia para los niños».

En la misma línea incidió Felipa Jove, presidenta de la Fundación Jove, quien valoró como «una obligación» tratar de mitigar el impacto de la hospitalización cuando «se trata de niños y de enfermedades tan duras como el cáncer».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

El Materno se humaniza por el cáncer infantil