La extraña maniobra del coche que quedó incrustado en la fachada

La conductora salió por el maletero con la ayuda de los vecinos

Un coche se empotra contra un muro y queda suspendido sobre la calle en A Coruña l accidente ocurrió frente al instituto de Monelos. La conductora salió ilesa

A Coruña / La Voz

Los viandantes y vecinos de las calles Montes y Antonio Ríos observaban atónitos la escena. De la fachada de uno de los edificios de la segunda vía sobresalía la parte delantera de un coche. Fue el miércoles sobre las 19.00 horas cuando una mujer que entraba en el garaje de la vivienda perdía el control de su vehículo y derribaba el muro.

Afortunadamente, todo quedó en un gran susto. «La ayudó a salir por la parte trasera del coche un vecino. Tuvieron que sujetar el vehículo para que no se fuese abajo», afirma una trabajadora de un comercio cercano. La mujer, de «unos 65 años», entraba al garaje del edificio de la calle Antonio Ríos. Algunos vecinos señalan que «se le resbaló el pedal del freno», mientras que la mayoría lo tiene claro: «Se confundió y pisó el acelerador».

¿Sabes cómo reaccionar si tu coche queda suspendido en el aire? Le sucedió a una vecina de A Coruña tras derribar la pared de un garaje

«Las paredes son de papel. A mí ahora ya me da miedo hasta asomarme», dice una trabajadora. Sin embargo, un vecino le replicaba: «Esperemos que no sean de papel, porque vivo encima. Creo que ese no es el motivo». Pese a lo ocurrido y que a primera hora de la tarde de ayer todavía seguía sin ser reparado el enorme boquete, los vecinos se mostraron tranquilos: «Es muy difícil que te pase eso. Tienes que ir recto para darte contra el muro, ya que hay una curva. Creo que el coche se le debió de descontrolar tras reducir marcha y por eso se empotró».

Todos señalan que la mujer «tuvo mucha suerte», pues podría haberse precipitado. También alaban la actuación de un vecino, que fue el primero en socorrerla. Tras los trabajos llevados a cabo por un vehículo grúa, se consiguió retirar del lugar el coche. Tras comprobar que funcionaba correctamente, la mujer implicada, según los testigos, dijo: «Yo ya no lo cojo. De ahí ya no lo muevo».

Votación
7 votos
Comentarios

La extraña maniobra del coche que quedó incrustado en la fachada