Comienzan las inspecciones para ocupar los pisos del Ofimático

La Xunta acusa al gobierno local de romper el protocolo para urbanizar el barrio

.

a Coruña / la voz

El Ayuntamiento ha empezado las inspecciones para conceder las licencias de primera ocupación a los cooperativistas del Ofimático, mientras continúan las obras de urbanización del nuevo barrio. A estas alturas está claro que los cooperativistas no podrán entrar a vivir en sus pisos durante este mes, como habían exigido, pero cuentan con poder hacerlo antes de las Navidades.

Luciano Ron, de la cooperativa A Carnocha, la primera que terminó su edificio en el Ofimático, recuerda que solicitaron las licencias a primeros de septiembre con el fin de poder entrar a vivir este mes. Ahora aspira al menos a «tomar o turrón» en su piso.

Ron explica que durante estos días se hicieron las inspecciones pertinentes para comprobar que los edificios tienen acceso a servicios básicos como el agua, pero queda pendiente la del suministro eléctrico. Según explica, el gobierno local les ha comunicado que están a la espera de un permiso de la Consellería de Industria para finalizar esas tareas.

Si lograsen entrar a vivir en sus casas en noviembre o diciembre, lo harían con más de medio año de retraso con respecto a lo estipulado en el protocolo que se firmó en agosto del 2016 para reiniciar las obras en el polígono.

Aquel protocolo señalaba que los cooperativistas debían recibir sus pisos en abril, aunque ese plazo se ha superado con creces.

De hecho, la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, ha remitido una carta al alcalde, Xulio Ferreiro, en la que, tras entrevistarse con técnicos de Xestur, los cooperativistas y representante de los promotores, le traslada una «preocupación común» por el «incumprimento» de las cláusulas del documento.

La titular de Infraestruturas se refiere en concreto a que «as obras mínimas e necesarias para outorgar a licenza de primeira ocupación ás cooperativas están sen rematar, así como a redacción e aprobación do proxecto das obras de urbanización para iniciar os traballos este ano».

Ethel Vázquez señala que esa situación provoca una «absoluta inseguridade» para el desarrollo del parque Ofimático, y supone además «un novo atraso para que centos de familias teñan acceso aos seus novos fogares».

La conselleira señala que esos hechos ponen «en risco un proxecto estratéxico para a cidade da Coruña pola súa repercusión social» -ya que en el Ofimático está prevista la ejecución total de 1.100 viviendas sociales- por lo que considera necesario «vontade política e a túa [del alcalde] implicación persoal para realizar as xestións oportunas para que se poidan reactivar os traballos pendentes», de acuerdo a las cláusulas del protocolo firmado en agosto del 2016.

Durante las últimas semanas, el gobierno local ha insistido en que los trabajos que permitirán a los cooperativistas acceder a sus viviendas avanzan al ritmo previsto, y han reiterado la necesidad de que la Consellería de Industria facilite el citado permiso para llevar suministro eléctrico a los edificios del Ofimático.

Para los cooperativistas, como señala Ron, «empieza a verse una luz» después de tantos años de retrasos. Él mismo ironiza con que algunos de los participantes de los proyectos casi han tenido tiempo de tener hijos, y de que sus hijos tengan pareja, desde que entraron en el proyecto de urbanización hasta ahora.

Ethel Vázquez pide al alcalde que se implique para agilizar la licencia de 40 pisos sociales

En la carta que ha enviado al alcalde, la conselleira de Infraestruturas también le solicita que haga «canto estea na túa man para axilizar a autorización e poder así continuar co procedemento de contratación das obras» del edificio de 40 viviendas sociales que la Xunta proyecta en el Ofimático. La misiva indica que la Administración autonómica está modificando el proyecto del edificio para adecuarlo a los criterios del Ayuntamiento, y que se presentará en los próximos días.

El proyecto anterior fue rechazado por los técnicos municipales, que también rechazaron las alegaciones presentadas por la Xunta contra esa decisión.

En su carta, Vázquez señala que consideran «discutible» esa decisión de negar la licencia urbanística al inmueble, pero también critica la tardanza de nueve meses del Ayuntamiento para dar respuesta a la solicitud de licencia que presentó la Xunta.

Una relación conflictiva

La carta de Vázquez se remite en un momento marcado por las malas relaciones entre el gobierno local y la Xunta. Desde hace semanas los responsables políticos de ambas Administraciones, Marea y PP, se intercambian acusaciones de obstaculizar el desarrollo de la ciudad. El último episodio se vivió esta semana, cuando Feijoo anunció un acuerdo que garantiza la titularidad pública de los muelles de Calvo Sotelo y Batería. Ferreiro le acusó de «deslealdade» y de actuar en un asunto en el que no tiene competencias, a pesar de que su grupo votó a favor de una moción del PSOE que instaba a Feijoo a mediar ante Puertos del Estado.

Votación
3 votos
Comentarios

Comienzan las inspecciones para ocupar los pisos del Ofimático