La influencia de Inditex multiplica el interés por el polígono larachés

El consejo de administración de SEA tiene previsto adjudicar hoy once parcelas


Carballo / la voz

El polígono de A Laracha se inauguró en enero del 2012 y tiene todavía 97 parcelas sin vender. Mañana serán solo 86 porque una empresa presentó una oferta por diez solares y otra compañía quiere hacerse con otro. El consejo de administración de Suelo Empresarial del Atlántico (SEA) se reúne precisamente hoy para adjudicar los terrenos demandados, después de que el viernes se cerrase el plazo para la presentación de propuestas.

Al parque empresarial larachés, que tiene una situación y unos servicios inmejorables, le ha costado ser interesante hasta que Inditex se ha fijó más en sus ventajas que en el precio del metro cuadrado, muy por encima del de Xestur. De hecho, ha sido el tirón el gigante textil, que construirá un centro logístico de 90.000 metros cuadrados, el que ha conseguido que la última licitación de SEA haya sido una de las más animadas.

La compañía que se ha postulado para las diez parcelas está relacionada con Inditex. De hecho, buena parte del negocio se mueve en torno al imperio de Amancio Ortega.

SEA volvió a poner a la venta una buena cantidad de parcelas a mediados de julio, con una bonificación del 20 % sobre el precio habitual. Entonces estuvo en A Laracha la propia Lucía Molares, directora general del ente público, que depende del Ministerio de Fomento, y que mantiene en reserva una buena cantidad de metros cuadrados para atender la demanda de una compañía que precise de mucho espacio, como ocurrió con Inditex.

Las necesidades de terreno para el centro logístico han provocado la realización de diversas gestiones. Fue preciso realizar una modificación urbanística para unir las 28 parcelas, con trámite medioambiental incluido, y todavía está en exposición pública la modificación del proyecto sectorial. El Concello aceleró la concesión de licencia para que el movimiento de tierra pudiera hacerse durante el verano.

Durante su visita a A Laracha, Lucía Molares señaló que no se bajarán los precios hasta equiparlos con los de Xestur, una situación que ha dejado al polígono de A Laracha en inferioridad de condiciones con respecto al de Carballo. De hecho, la última licencia del gobierno local carballés para la construcción de una nave es para la larachesa Legumbres Morgade, que tiene que dejar su actual ubicación, fuera de suelo industrial, por falta de espacio para acometer un nuevo proyecto.

Limitaciones que a largo plazo pueden ser ventajas para las grandes firmas

El responsable de Legumbres Morgade, Ángel Morgade, señaló que la diferencia de precio entre el polígono de A Laracha y el de Carballo es muy grande, al igual que las limitaciones para construir, puesto que solo son accesibles determinadas parcelas, por la reserva que hace SEA. Esta situación podría ser beneficiosa para A Laracha a largo plazo porque en el parque empresarial de Bértoa solo queda disponible el 40 % de la superficie y menos de la mitad de las parcelas. Si hay una importante demanda de espacio sería difícil que la compañía en cuestión encuentre ya cabida en Carballo.

A lo largo de los últimos meses han sido muchas las compañías que han acudido al Concello de A Laracha para interesarse por la oferta de parcelas. A finales de junio ya habían pasado por las oficinas municipales ocho empresas interesadas que también mantuvieron negociaciones con SEA, pero finalmente han sido solo dos las que han dado el paso.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La influencia de Inditex multiplica el interés por el polígono larachés