«Marginados» de las fiestas de María Pita

Por primera vez en 16 años, la Escuela Municipal de Música fue excluida de la programación y se suma a la lista de conflictos que el gobierno local ha tenido durante estos festejos


A Coruña / La Voz

Llegan a su recta final las fiestas de María Pita y siguen surgiendo conflictos entre el Ayuntamiento y varios colectivos marginados este año. Algunos casos son sorprendentes, como el de la Escuela Municipal de Música, que está a punto de cumplir 20 años y durante los últimos 16 había estado siempre en el programa de agosto con una actuación en la plaza de María Pita (generalmente en la semana de las distintas formaciones de la Sinfónica de Galicia) y otras dos en barrios. Además de contar con más de 700 alumnos, esta escuela tiene la única aula municipal de jazz que hay en España. Desde la entidad no han querido comentar el hecho de que les dejaran fuera de la programación.

Otra novedad de los últimos días ha sido que Monte Alto se queda sin fiestas «por discrepancias co modelo de traballo do Concello da Coruña e logo de moito debate interno». Esto indica la asociación de vecinos del barrio en un comunicado publicado en su blog y en el que anuncia que la feria de artesanía que tenía lugar durante los festejos tampoco se va a celebrar. El presidente de la asociación, Alberte Fernández Mariño, explica que la decisión de no celebrar las fiestas la habían tomado hace unos meses cuando el Ayuntamiento puso en marcha el programa Facemos comunidade: «Desde o Concello dicían que non cambiaba nada do sistema das festas, pero nós entendemos que iso é unha subvención, o que nos obriga a adiantar os cartos e si cambia o que viñamos facendo». Según Fernández, lo habitual era que presentaran una programación, el Ayuntamiento lo asumía y el IMCE contrataba los grupos y los seguros, «e nós non tocabamos os cartos para nada». También señaló que habían hablado con los grupos municipales para trasladarles que «todo era moi ambiguo».

La falta de ayudas y las erratas en el programa, principales causas del malestar

El Ralli Teresa Herrera de coches históricos cumpliría este año su 28.ª edición. Así consta en el programa de las fiestas de María Pita, con un evento a celebrar durante tres días, del 18 al 20 de agosto. Al contrario de lo ocurrido en años anteriores, esta vez los vehículos no irían a María Pita. Fue una de las cuestiones, junto con la falta de ayuda municipal, que llevó a los organizadores a suspender el desfile, que ya el verano pasado no figuró en el programa de fiestas. En aquella ocasión, porque desde la organización estaban a la espera de que el Ayuntamiento decidiera si lo apoyaba o no.

Uno de los colectivos que ha desistido de participar en las fiestas de agosto es el de las casas regionales. Tras la negativa del gobierno local a que se instalaran en los jardines de Méndez Núñez, intentaron buscar una ubicación alternativa, pero como no dio un resultado satisfactorio decidieron no seguir celebrando este evento.

La falta de ayuda del Ayuntamiento y los errores en la programación han sido las quejas más repetidas por distintos colectivos. A ellas se unieron las de la Federación de Librarías de Galicia, cuyos responsables relataban que las reuniones con representantes municipales y libreros coruñeses se celebraron «sen chegar a definir en ningún momento, con claridade, o carácter da súa colaboración». Al final, por primera vez en sus 47 años de historia, hubo dos casetas para las actividades de la feria, algo que fue criticado por editores como Manuel Bragado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Marginados» de las fiestas de María Pita