La Xunta asume la tutela de la niña cuyo padre se llevó de casa tras matar a su abuela

Política Social cuidará a la menor mientras no se resuelva la «situación de desamparo» familiar


La Xunta se hará cargo temporalmente de la niña de 21 meses cuyo padre pretendía huir con ella tras matar a su exsuegra, de 73 años, en su piso del barrio coruñés de Monte Alto. El presunto autor continúa en dependencias policiales y está previsto que pase a disposición judicial a lo largo de este miércoles. El Juzgado de Instrucción número 6 de A Coruña, encargado del caso, ha decretado el secreto de sumario.

La niña se encuentra, por el momento, en instalaciones de la Consellería de Política Social, que ha asumido su tutela «de forma temporal». Esta situación se mantendrá, según fuentes de la Xunta, mientras continúe existiendo una «situación de desamparo», sin llegar a aclarar cuál es el estado de su madre, que fue la persona que halló sin vida a la abuela de la pequeña durante la madrugada del domingo al lunes.

La Xunta, a través de la Dirección Xeral de Familia e Infancia, considera que, antes de proceder a devolver a la niña a su madre, se debe aclarar la «situación familiar». También han explicado desde Política Social que no había ningún expediente de protección abierto con anterioridad, ni tienen constancia de episodios de malos tratos. La pareja tenía otro hijo, mayor que la niña, que la noche en la que ocurrieron los hechos estaba al cuidado de unos amigos de la familia y que, por tanto, no presenció lo ocurrido.

El padre de los pequeños, de 43 años, pretendía coger un avión el lunes por la mañana con la niña, con la que se hospedó el domingo por la noche en un hostal de O Burgo (Culleredo), a pocos kilómetros del aeropuerto de Alvedro, tras haber acabado, supuestamente, con la vida de la madre de su expareja y abuela de la pequeña. Esta fue localizada muerta esa misma madrugada (del domingo al lunes) en medio de un gran charco de sangre, aunque el secreto de las investigaciones impide por el momento conocer la causa oficial de la muerte.

Durante este martes han sido varios los organismos oficiales, plataformas y partidos políticos que han exigido que el caso tenga la catalogación de violencia de género, pese a que no se da ninguno de los supuestos que contempla la ley. Para recibir dicha calificación, la víctima debería haber sido su expareja o alguno de sus dos hijos. Pese a ello, el Ayuntamiento de A Coruña sí ha activado su protocolo de violencia machista para este caso.

El consistorio coruñés guardó un respetuoso minuto de silencio a las 12 horas de este martes en señal de duelo y reprobación de los hechos ocurridos en Monte Alto. Durante el acto, al que acudieron concejales de todos los partidos de la corporación, se desplegó una pancarta en la que se podía leer Contra as violencias machistas, como ya es habitual cuando ocurre un suceso similar.

Para este miércoles hay convocadas concentraciones en distintas ciudades gallegas. Las manifestaciones, organizadas por la Marcha Mundial das Mulleres, tendrán lugar en Santiago, Vigo, Pontevedra, Ourense, Ames, Marín y A Coruña, siendo esta última, como es habitual, en el Obelisco, donde se espera una gran afluencia.

Sin juez de violencia machista

A Coruña fue el pasado año la ciudad gallega con más denuncias por casos de violencia machista de Galicia. Pese a esta estadística, el Ministerio de Justicia no ha atendido todavía las demandas de distintos colectivos judiciales y políticos que exigían dotar al juzgado de Violencia sobre a Muller de un juez sustituto mientras duran las vacaciones del titular, que comenzaron el 16 de agosto y se prolongarán hasta el 14 de septiembre.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

La Xunta asume la tutela de la niña cuyo padre se llevó de casa tras matar a su abuela