«Nadie nos quiere alquilar un piso», lamentan los chabolistas de A Pasaxe

Solo cinco familias abandonaron con ayuda municipal el asentamiento de la conservera en los dos últimos años

.

a coruña / la voz

Pocas horas antes de que aparezcan de nuevo en el poblado de A Pasaxe los camiones y las excavadoras para hacer una limpieza, ahí no hay quien pare. Pese a que no ha habido días de mucho calor, el olor es insoportable porque alrededor de las chabolas se acumulan montañas de basura. Nada nuevo en un poblado en el que cada seis meses se pasa la escoba y en el que el programa de reubicación de chabolistas apenas avanza. Solo cinco familias han podido abandonar la conservera en los dos últimos años. Muy lejos de las pretensiones del equipo de Servicios Sociales del Ayuntamiento, que pretendía realojar a 20 cada año.

Plan del Ayuntamiento

Así se plasmaron en el Plan de acceso ao hábitat digno los objetivos para cambiar la situación del asentamiento: «Faise unha estimación de entre 20 e 30 familias coas que sería posible traballar cada ano para a consecución dunha alternativa habitacional, e polo tanto causar baixa no plan, considerando que se poda comezar a traballar no ano 2016; estaríase a falar entón de entre tres e seis anos de duración mínima do plan».

Hay un problema. El Ayuntamiento dejó en manos de los chabolistas la búsqueda de una vivienda en alquiler y estos se han encontrado con que «nadie» los quiere en sus pisos. «Vamos a verlos y cuando ven que somos de la conservera, ya no nos quieren alquilar», decía ayer mismo Antonio. El rechazo de los propietarios de pisos y gestorías no se supera ni con la intermediación de Servicios Sociales. «Los del Ayuntamiento ahora sí que vienen por aquí para preguntarnos cómo va la búsqueda de casa, pero hay mucho racismo». Si finalmente consiguen que alguien les rente un piso, el Ayuntamiento se hará cargo de la mitad del alquiler y de los recibos (agua, luz y comunidad).

Futuro incierto

Todo eso frena la política municipal de realojo, que solo ha podido ayudar a cinco familias y se espera que en los próximos meses otras ocho puedan abandonar el poblado.

Sobre los que ya se han ido, técnicos municipales han constatado que en los barrios donde fueron reubicados «ninguén se queixou». El alcalde, Xulio Ferreiro, ya había anunciado hace dos meses que la política del Ayuntamiento y del plan de erradicación del chabolismo que puso en marcha consiste en distribuir por todos los barrios a las familias beneficiarias. En ningún caso, serán realojadas en un mismo lugar.

El alcalde coruñés también explicó que Xustiza Social no se queda en buscar una vivienda a los chabolistas. «Trátase de accións individualizadas para cada un dos casos, e un seguimento ás familias», destacó.

Votación
14 votos
Comentarios

«Nadie nos quiere alquilar un piso», lamentan los chabolistas de A Pasaxe