Los técnicos consideran imposible «remunicipalizar» las bibliotecas

El secretario señala que ya son municipales y advierte de problemas con el personal


a Coruña / la voz

El 10 de junio del 2016, el gobierno local inició la «remunicipalización» de la red de bibliotecas de la ciudad. Según explicaron entonces el alcalde, Xulio Ferreiro, y los concejales de Culturas y Facenda, José Manuel Sande y María Eugenia Vieito, el procedimiento -el primero para que el Ayuntamiento recuperase la gestión directa de un servicio- concluiría durante ese mismo año y permitiría ahorrar 532.090 euros anuales a las arcas municipales.

No fue así. Casi once meses después de ese anuncio, las bibliotecas continúan con el mismo sistema de gestión que tenían entonces. Las sigue gestionando la empresa Eulen por cerca de 193.000 euros mensuales, pero lo hace sin contrato, con facturas que deben ser autorizadas personalmente por el alcalde, porque el anterior contrato finalizó, no se convocó un nuevo concurso público y la anunciada la «remunicipalización», lejos de acercarse, parece cada vez más lejana.

El procedimiento se estancó. No fue hasta el pasado enero, dos meses después de la fecha límite que se había marcado el ejecutivo para aplicar la «remunicipalización», cuando se convocó la comisión que iba a desarrollar la tramitación administrativa.

La comisión partió de un informe previo, enviado a la oposición el 28 de noviembre del 2016, que ya desinflaba los anuncios del gobierno local. El documento preveía tres desenlaces posibles para la «remunicipalización». El escenario más optimista, considerado el menos probable por los técnicos, estimaba un ahorro de 468.671 euros. La segunda posibilidad calculaba que se ahorrarían 61.292 euros si se hacía una oferta pública de empleo para asumir al personal. La tercera hipótesis, que partía del muy probable supuesto de que el nuevo personal exigiría cobrar lo mismo que los funcionarios con funciones similares, no preveía ningún ahorro, sino un encarecimiento de los costes de 41.692 euros anuales.

El informe del secretario

A esas dudas se suma el informe emitido por el secretario general del pleno, Manuel José Díaz Sánchez, el pasado 23 de marzo. Se trata de un documento exhaustivo, de 132 páginas, en el que el alto funcionario analiza sentencias judiciales, la normativa legal vigente, decisiones tomadas en otros ayuntamientos, estudios de especialistas en administración pública y otros documentos.

Sus conclusiones están resumidas en doce puntos. Lo primero que indica es que, para que exista una «xestión indirecta» del servicio tiene que haber una «explotación» con asunción del riesgo por el contratista. Esa situación «non se produce nas bibliotecas municipais», que ya son gestionadas de forma directa, es un servicio «municipal», por lo que es «imposible» convertirlo en uno.

En su informe, que no es vinculante, el secretario entiende que en todo caso se trataría más bien de una «internalización». Es decir, que el Ayuntamiento pasaría a hacerse cargo con personal municipal de las partes del servicio que ahora desempeña Eulen.

Pero el secretario también advierte que el procedimiento podría provocar la incorporación «irregular» de la empresa a puestos de funcionario, que no existe una normativa específica que prevenga por completo la posibilidad de que se produzcan casos de discrecionalidad, señala también que ninguna de las propuestas de acuerdo que se pretenden llevar al pleno es «correcta xuridicamente», y propone que se solicite un informe a Intervención y otro al Ministerio de Facenda.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Los técnicos consideran imposible «remunicipalizar» las bibliotecas