El Concello anuncia medidas inmediatas para la seguridad en la Marina, pero no las concreta

El Puerto concede plenos poderes a María Pita para intervenir en la zona donde murieron dos personas en un mes

;
¿Puede haber pubs en un puerto? La muerte de dos personas en menos de un mes en la dársena de A Coruña cuestiona la idoneidad de ubicar locales de ocio nocturno en una zona portuaria.

A Coruña / La Voz

Las actuaciones en la Marina serán «inmediatas», pero por el momento se desconoce cuáles serán y cuándo se harán. Ese es el resultado del primer encuentro, celebrado ayer, entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria tras el hallazgo del cadáver de Mateo González en las aguas de la Marina el pasado viernes. Después de esa segunda muerte en menos de un mes en la Dársena, ambas partes anunciaron su intención de reunirse para buscar soluciones y dejar atrás la discusión sobre qué Administración debe hacerse cargo de las mejoras de la seguridad que demanda un creciente número de usuarios a raíz de los trágicos sucesos.

De ese primer contacto no salieron compromisos concretos, pese a que el Puerto reiteró su plena disposición a que el Ayuntamiento realice las intervenciones que considere oportunas, ya que entiende que aun siendo el propietario de los terrenos la seguridad corresponde al Concello. El propio alcalde, Xulio Ferreiro, indicaba ayer se ha abordado la necesidad o no de instalar vallas en la zona. Del encuentro, que tuvo lugar por la tarde y reunió al concejal de Rexeneracion Urbana e Dereito á Vivenda, Xiao Varela, y al director del Puerto, Juan Diego Pérez, tan solo ha trascendido que el Ayuntamiento está «analizando a situación técnico-legal» de la Dársena para llevar a cabo acciones específicas «coa maior brevidade posible», tal y como se confirmó desde el gobierno local, que fue el encargado de organizar el encuentro.

De esta forma, continúan sin estar claras cuáles serán esas medidas de las que ambas partes hablan. La reunión habría servido, al menos, para empezar a desbloquear el desencuentro entre Puerto y Ayuntamiento, que viene de lejos, pero que se reavivó desde que apareció el cuerpo del joven de Mesía hasta el pasado viernes, cuando se encontró el cadáver del actor de 35 años de Serramoura, Mateo González.

Premisa de nuevos encuentros

En la reunión se trataron de forma conjunta las posibles acciones a llevar a acabo en la Marina, entre las que se encuentra la instalación de vallas que protejan a los viandantes de caer al agua u otro tipo de obstáculos que aporten seguridad a la zona. El regidor coruñés reiteró ayer que primero habrá que analizar todos los factores para acometer cualquier tipo de trabajos.

El encuentro de ayer entre Xiao Varela y Juan Diego Pérez no será el único. La intención del gobierno local y del Puerto es la de volver a verse las caras en cuanto el departamento de Urbanismo avance en sus estudios sobre el terreno y se pueda concretar algo más sobre las medidas a tomar. Pese a que todavía no se ha cerrado la fecha de esa segunda reunión, todo hace indicar que será a lo largo de esta semana, por lo que las actuaciones concretas en la Marina podrían darse a conocer antes del fin de semana.

Un mes de la primera muerte

Justo ayer se cumplía un mes de la desaparición de Manuel Rodríguez, un joven de Mesía que salía de la Sala Pelícano durante la madrugada del 3 de marzo y se precipitaba al mar en la Dársena. Hubo que esperar varios días para localizar su cuerpo. Fue el martes 7 de marzo cuando la unidad de submarinistas de la Guardia Civil localizaba en las aguas de la Marina el cadáver de Manuel Rodríguez.

Ambas muertes podrían estar directamente relacionadas con la falta de iluminación en la Dársena por la noche o la ausencia de elementos disuasorios. Tanto Manuel Rodríguez como Mateo González habrían caído al agua en la misma zona, aunque en un primer momento se pensó que el actor acababa de salir del aparcamiento de Palexco. Las cámaras de seguridad demostraron que hablaba por teléfono cuando se precipitó junto a la entrada del Náutico.

El alcalde Xulio Ferreiro volvió a transmitir ayer sus condolencias a los familiares de Mateo González, que tras marcharse de la fiesta en el Real Club Náutico tuvo que regresar en busca de una chaqueta y se precipitó al agua junto al cantil de la Dársena. El regidor de la Marea quiso restar importancia al hecho de que se celebren fiestas en las proximidades de la Dársena como posible causa de estos trágicos sucesos. Ferreiro recordó que en el Real Club Náutico, que lleva abierto 90 años, son tradicionales las celebraciones, como las de Fin de Año, sin que nunca haya habido incidentes destacables. Más dudas suscitan al alcalde la presencia de los Cantones Village en las inmediaciones, desde donde salió el joven de Mesía hallado hace un mes en el agua.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Concello anuncia medidas inmediatas para la seguridad en la Marina, pero no las concreta