«El paciente podrá ser diagnosticado casi al instante aunque esté a miles de kilómetros»

La UDC desarrolla con Atrys una plataforma de telemedicina que funcionará en la nube como una consulta a distancia en tiempo real


A Coruña / la voz

Marcos Ortega Hortas es investigador principal del Citic, Centro de Investigación en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universidade da Coruña, donde ayer se presentó el último proyecto que desarrollan con una subvención de un millón de euros del Ministerio de Economía, cofinanciado con fondos comunitarios. Trabajan, en el buen sentido, en la nube.

-¿Qué es o va a ser eDSalud?

-Es una plataforma de telemedicina multiespecialidad. En principio para cardiología, oftalmología, radiología y dermatología. La plataforma estará en la nube, en iCloud, con las imágenes y capturas de información sobre el paciente, desde imágenes radiológicas, electrocardiogramas, fondos de ojo... para que los especialistas, que pueden estar en otra parte del mundo, las informen, diagnostiquen, e incluso indiquen pautas de tratamiento.

-¿Sin ver al enfermo?

-El paciente podrá ser diagnosticado casi al instante, en tiempo real, aunque esté a miles de kilómetros del médico. Tiene muchas ventajas. La primera, que dará cobertura, a través de buenos especialistas y subespecialistas, a gente que está en zonas que no tienen acceso a grandes hospitales. Además, no es necesario que el paciente vaya a un hospital para saber qué le ocurre, porque, en caso de urgencia, se tendría información inmediata que en muchos casos podría salvarle la vida, como por ejemplo ante un infarto. El médico podría ver su electro de inmediato y sin enfrentarse a que la emergencia se produzca a las cuatro de la madrugada y dependa de que haya servicios de guardia, porque puede ser informado por un especialista que esté en otro país en su horario laboral normal.

-Pero el electro o la prueba se la tendrá que hacer alguien, ¿no?

-Sí. Se la haría el profesional sanitario que se desplaza a donde esté el enfermo, o en el centro al que acude a que lo vean. Se sube a la nube, a través del móvil, la tableta, el PC de forma automatizada y los especialistas recibirían una alerta para que lo mirase e hiciese sus indicaciones. Incluso puede avanzarse aún más, aplicando sistemas de inteligencia artificial que realicen un primer triaje automático. eDSalud quiere ir más allá e incluso convertirse, dada la cantidad de información que manejará, en una gran base de datos para desarrollar sistemas de ayuda al especialista, que por supuesto es imprescindible e insustituible.

-¿Quién selecciona a esos especialistas para las teleconsultas?

-La empresa a la que pertenece la plataforma, Atrys Health, cuenta con una bolsa de especialistas para ello en distintos puntos del mundo y cubriendo todas las franjas horarias.

-La red pública gallega ya hace telemedicina, ¿tendría cabida?

-En España en general la salud está vinculada al sector público, sí, pero no habría ningún problema para su integración. De hecho Atrys, que está radicada en Madrid, ya cuenta con otra plataforma menos avanzada que gestiona miles de pruebas en otros puntos de España, ya no solo hospitales, sino también en dependencias públicas para chequeos...

-¿Qué aporta y qué supone para el Citic?

-Es un orgullo, una satisfacción y una gran responsabilidad poner nuestro conocimiento al servicio de la mejora y la calidad asistencial en salud. Es un campo estratégico para la UDC y nuestra labor es bastante amplia porque somos el centro de las TIC, responsable de los sistemas de inteligencia y de desarrollar la plataforma, para que funcione también, por ejemplo, como un centro de e-learning sentando a especialistas a miles de kilómetros en una sala virtual para que compartan conocimientos e incluso debatan casos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«El paciente podrá ser diagnosticado casi al instante aunque esté a miles de kilómetros»