La Universidade da Coruña lidera una investigación europea sobre servicios sociales

El trabajo dirigido por Marta Rey se engloba en un proyecto sobre el tercer sector desarrollado por un consorcio dirigido por la universidad de Heidelberg


A Coruña

La profesora de la Universidade da Coruña (UDC) Marta Rey acaba de participar en la conferencia internacional de presentación de resultados del proyecto europeo Itssoin sobre el impacto del tercer sector como innovación social que se celebró esta semana ante las instituciones comunitarias en Bruselas. La innovación social, según Rey, reside en la creación y puesta en marcha de nuevas soluciones a problemas sociales.

La UDC lideró la investigación sobre servicios sociais en este proyecto desarrollado en los últimos tres años por un consorcio internacional dirigido por la universidad alemana de Heidelberg e integrado por once universidades y centros de investigación de nueve países. Fue financiado por la Comisión Europea dentro del Programa FP7 con un total de 2,5 millones de euros.

Entre las nuevas soluciones analizadas por la UDC para España destacan la teleasistencia a personas dependientes, las estrategias de impacto colectivo para la inserción laboral de personas vulnerables ante el empleo, las plataformas de educación financiera en línea y la museología social para la regeneración de los territorios.

De acuerdo con las conclusiones del proyecto, la creciente preocupación por el coste y la eficacia de las políticas y servicios públicos estimuló la aparición de nuevas soluciones a problemas sociales. La crisis, en particular, fomentó la innovación social basada en aplicar principios de gestión empresarial a la solución de problemas sociales.

Los investigadores también constataron la necesidad de una mayor colaboración entre organizaciones públicas, empresariales y no lucrativas. Todos los casos analizados, de hecho, son emprendimientos sociales colectivos, donde además de las organizaciones se implican los ciudadanos como participantes en el uso de las nuevas soluciones (por ejemplo, beneficiarios del servicio de teleasistencia y sus cuidadores) o voluntarios en las organizaciones que las ponen a disposición de la ciudadanía.

Otra conclusión es la función capital de las administraciones públicas, a pesar de los recortes, para fijar las reglas de juego y en muchos casos para co-financiar algunas innovaciones sociales.

Las organizaciones del tercer sector o economía social (cooperativas, fundaciones, asociaciones, centros especiales de empleo) desempeñan, según los investigadores, un papel fundamental en la detección de nuevas necesidades sociales y en la atención personalizada a colectivos vulnerables, como parados de larga duración, consumidores de servicios financieros desprotegidos, o dependientes. Asimismo, las empresas tienen que asumir un papel esencial para escalar las innovaciones sociales mediante modelos de negocio sustentables, comercializándolas entre nuevos segmentos de clientela, como es el caso de la teleasistencia domiciliaria.

Votación
1 votos
Comentarios

La Universidade da Coruña lidera una investigación europea sobre servicios sociales