Un nuevo fuego en los bloques abandonados indigna a los vecinos de Palavea

La quiebra de la constructora dejó a decenas de personas sin sus pisos, ocupados ahora por indigentes y toxicómanos


a CORUÑA / LA VOZ

Sobre las ocho de la mañana de ayer se produjo un nuevo incendio en uno de los pisos del bloque número 6 de la plaza Padre Busto de Palavea. Antes hubo otros. Desde que hace siete años el constructor puso pies en polvorosa con los cinco edificios prácticamente rematados, las 58 viviendas que contienen fueron objeto de un saqueo sistemático al que nadie, salvo los vecinos, ofreció resistencia. Ayer los bomberos de la Grela acudieron a la llamada de auxilio y descubrieron que en uno de los pisos, en la primera planta, estaba ardiendo un colchón. El equipo contraincendios sofocó las llamas, forzó la ventilación de la casa y a continuación recorrió todo el edificio para descartar que hubiera personas en su interior. Y es que los bomberos tienen constancia de que en este bloque viven varios indigentes, de ahí su temor a que el fuego pudiera dejar víctimas.

Una permuta con trampa

La historia de estos bloques ya nació malograda. Se levantaron hace siete años después de que la constructora llegara a un acuerdo con los propietarios de las tierras y las viviendas unifamiliares que ocupaban la zona. Pero «llegó el problema de la burbuja inmobiliaria», cuenta Carmen, una de las personas afectadas por la operación que cedió sus terrenos y siete años después no ha recibido la recompensa pactada. «Nosotros seguimos a la espera de los pisos que nos corresponden por la permuta», y los compradores, «igual de desesperados, sin dinero y sin casa», explica la mujer.

Carmen se refiere al que quizá sea uno de los casos de desamparo más violentos de cuantos se declararon en Palavea, el de dos hermanas que cedieron su casa, el terreno en el que se asentaba y una finca próxima, y hoy, septuagenarias ambas, viven de alquiler en un piso de un edificio cercano, «sin casa, sin terrenos, sin nada, y pagando ellas los 400 euros mensuales de alquiler que deberían estar pagando los promotores de la obra».

Abandonados por el poder

Carmen y los vecinos del barrio no dejan de reclamar la intervención de las Administraciones: «Estamos hablando de un fraude y de un robo a ciudadanos coruñeses», denuncia la mujer, que advierte del riesgo y las graves consecuencias que entraña la desidia de las autoridades. Los edificios se encuentran en el centro de Palavea y este bloque «está siendo utilizado por todo tipo de personas, los que vienen a dormir y los que vienen a robar lo poco que queda ya, ahora las tuberías de salida de humos. Por eso, entre los incendios del interior y las escaladas que hacen por las fachadas para llevarse las chimeneas exteriores cualquier día va a ocurrir una desgracia», teme Carmen.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Un nuevo fuego en los bloques abandonados indigna a los vecinos de Palavea