El Materno estrena sala de juegos

Quince voluntarios de Ikea reformaron y decoraron el espacio para los niños ingresados


A Coruña / la voz

Colores, muchos colores, juguetes, peluches, pinturas... nada de la atmósfera fría y hospitalaria pinta la renovada sala de juegos del Materno, que ayer se reabrió para jolgorio de la concurrida planta de Pediatría. El cambio se debe no solo a la donación del mobiliario y demás elementos de decoración que la multinacional sueca del mueble decidió regalar, sino al trabajo de los quince voluntarios, y con ellos el director de la tienda coruñesa de Ikea, Carlos Cocheteux, que se remangaron para ponerse manos a la obra, levantar el suelo, pintar, montar...

«Lo del coste es lo de menos, lo importante es poder dibujar sonrisas en los niños para que cojan energía y fuerzas y se recuperen cuanto antes», decía ayer Cocheteux en la presentación de una sala que cuenta con zona de lectura, de televisión, área de juegos y mesas de dibujo en la planta tercera del Hospital Teresa Herrera.

La sala estará abierta todo el día a cargo del personal de enfermería para disfrute de todos los niños de 2 a 15 años que tengan que estar ingresados en el centro y puedan levantarse para entretener la convalecencia.

Su apertura era ayer muy esperada y apenas franquear la puerta, que saluda con un gran sol pintado, enseguida se animaron a probar las muchas oportunidades de diversión. Para ver el resultado final, acudieron también a echar un vistazo la subdirectora del Materno, Pilar Mata; Ángeles Navasquillo, directora de enfermería del Chuac, y Jerónimo Pardo, jefe de Pediatría, que agradeció la sensibilidad demostrada por Ikea, firma que ya venía colaborando con el Materno con la donación de peluches gracias a la campaña solidaria Vamos a jugar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El Materno estrena sala de juegos