Condenan a dos mendigos por robar y agredir a una indigente que ocupaba su «plaza»

«La calle es mía», gritó uno de los procesados a la víctima antes de propinarle una paliza


a coruña / la voz

La víctima estaba sentada en la calle Durán Loriga cuando llegaron dos conocidos. Le gritaron que se fuera, le pegaron y se llevaron las pocas monedas que tenía. Fueron juzgados por ello y ahora condenados a cuatro años de cárcel como autores de un delito de robo con violencia y otro de lesiones.

Los hechos sucedieron el pasado 11 de septiembre. Sobre las nueve de la noche, la mujer, según explicó en el juicio, se encontraba sentada en los soportales de una entidad bancaria vendiendo pañuelos de papel. Sobre el suelo tenía las monedas que le habían dado, que no sumaban más de seis euros. En eso llegaron los procesados. Uno de ellos le gritó: «La calle es mía». Recordó la víctima que el agresor estaba muy bebido, se fue hacia ella, le pegó, le tiró del pelo y le dio varias patadas. Enfrente se encontraba el otro acusado, que al ver aquello, se acercó para sumarse a la paliza. Lo que no supo precisar la mujer fue el momento en el que le cogieron el dinero, si antes o después de la agresión. Los conocía de sobra. Uno de ellos, del que dijo que estaba un poco «tirili», había compartido piso con ella en el pasado. «No es un chaval normal», sentenció. Para el otro no tuvo mejores palabras, reconociendo que le tenía miedo.

Testimonios

Por su parte, los acusados negaron los hechos. Desde el estrado, explicaron que aquella tarde se encontraron con la víctima y que fue ella la que se dirigió a ellos en tono desafiante, golpeándolos incluso. Y que se limitaron a quitársela de encima. Uno reconoció que le tiró los pañuelos y las monedas porque antes ella le había escupido. Pero nada más que eso.

Sería la palabra de unos contra la de otra si no fuera por las cámaras de seguridad de la entidad bancaria, que captó todo el momento. Según aparece reflejado en la sentencia, puede apreciarse en las imágenes que «los dos acusados se dirigen a la perjudicada de forma claramente intimidatoria, pues no solo se hallan en superioridad numérica y física frente a ella, sino que es claro el lenguaje corporal agresivo que se puede ver en el vídeo. De hecho, la perjudicada cae por las escaleras tras recibir un empujón, momento en el que hace el característico gesto con el dedo en la cabeza con el que quiere significar a otro que está loco, y cuando está allí sentada, le propinan dos bofetadas en la cara».

A mayor abundamiento, los agentes de la Policía Local que acudieron al lugar de los hechos tras recibir una llamada de una testigo y que procedieron a la detención de los acusados manifestaron en el juicio que la víctima les indicó la identidad y características físicas de los agresores. Enseguida los arrestaron, hallando en poder de uno de ellos las monedas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Condenan a dos mendigos por robar y agredir a una indigente que ocupaba su «plaza»