La Fábrica de Tabacos prepara su reestreno con una nueva imagen

La Xunta autorizó ayer la instalación eléctrica mientras continúa la colocación de las ventanas y concluyó el pintado del edificio


A Coruña / La Voz

La vieja Fábrica de Tabacos empieza a mostrar su nueva imagen. En varias partes del inmueble ya están instaladas las ventanas a las que podrán asomarse fiscales, abogados y magistrados. Ellos serán los nuevos inquilinos de los más de 15.000 metros cuadrados habilitados para ellos. De todos modos tendrán que esperar hasta el próximo año, aunque las obras, y también los trámites legales, van avanzando y ayer mismo el Diario Oficial de Galicia publicaba la autorización administrativa del «proxecto de instalación eléctrica de media tensión para a rehabilitación do edificio da antiga Real Fábrica de Tabacos para infraestruturas xurídicas na Coruña».

Una muestra del avance de la reforma es la retirada de los andamios que durante meses habían rodeado el inmueble y que se produjo en los últimos días, con lo que ya es posible ver cómo será la nueva imagen de una edificación que tiene su origen a mediados del siglo XIX.

Otra de las labores que están prácticamente acabadas es el pintado exterior de la fábrica, que ha generado algunas discrepancias entre vecinos de la zona, ya que, en un primer momento, alertaban de que era un color muy oscuro, si bien resultó que era la primera de las capas.

El proyecto de rehabilitación, cuya inversión supera los 20 millones de euros, prevé la supresión de elementos anacrónicos del edificio: «Eliminación de aquellos elementos que por no ser acordes con su época de ejecución distorsionan el entendimiento del edificio», dice el proyecto de ejecución aprobado por la Consellería de Presidencia. Este organismo es el que financia la obra; el Ayuntamiento coruñés cede el inmueble y se reserva un espacio de unos 3.200 metros cuadrados en la segunda planta. En la misma línea está la «limpieza» del edificio «suprimiendo elementos discordantes con el fin de potenciar los elementos singulares», detallaron los autores del proyecto.

Y uno dichos elementos diferenciales serán los restos arqueológicos correspondientes a la antigua grada del astillero de los Correos Marítimos con destino a América que tenían su salida del muelle de la Palloza y sobre los que fue construido una parte de este inmueble. Estos restos quedarán a la vista en la planta sótano, que albergará el acceso de los detenidos que deben acudir a juicios, las celdas, los cuartos de las instalaciones y el archivo.

Es probable que estos restos arqueológicos no sean el único elemento cultural con el que cuente este edificio, ya que por parte de la Casa Museo Emilia Pardo Bazán han propuesto a la Consellería de Presidencia dotar al mismo de varios paneles que recuerden la figura de la escritora especialmente vinculada la fábrica por su novela La Tribuna.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Fábrica de Tabacos prepara su reestreno con una nueva imagen