Los arquitectos defienden «El derecho a un techito»

La celebración del Día Internacional incluyó la proyección del documental elaborado por la ONG Agaresco


a coruña / la Voz

Deseñar un futuro mellor. Este era el lema del Día Internacional de la Arquitectura, celebrado ayer. La delegación coruñesa del Colexio de Arquitectos de Galicia, COAG, programó la proyección del documental El derecho a un techito. Su presidente, Roberto Costas, explicaba: «Si el lema es Diseñar un futuro mejor, para la gente que no tiene vivienda pues el futuro pasa por tenerla». Costas fue uno de los participantes en dicha proyección, que se llevó a cabo en la pantalla exterior del Casino. Este trabajo documental lo llevaron a cabo, en el mes de noviembre del año pasado, tres voluntarios de la ONG Asociación Galega de Reporteiros Solidarios (Agaresco), que se desplazaron para ello a la costa sur de Guatemala, «onde traballa Arquitectura Sen Fronteiras (ASF)», explican desde el COAG.

El objetivo de la proyección en un espacio público tenía como objetivo, según indicaron desde la delegación coruñesa, de acercar la ciudadanía la celebración de ayer. En el documental, cuya duración es de unos 25 minutos, los autores centraron su atención no solo en el trabajo que llevan a cabo Arquitectura Sen Fronteiras y sus socios en Guatemala, sino en el por qué de la situación que muestran. Para ello han contextualizado «unha realidade complexa e apoiando a idea da vivenda non como mercadoría senón como un dereito».

El documental cuenta la historia de Raúl y su familia que en breve «durmirán baixo un teito por onde non pasa a chuvia», algo que también les protegerá de la violencia, de la enfermedad y de la injusticia.

Vázquez Molezún, homenajeado en Pontevedra

Cada una de las delegaciones del Colexio de Arquitectos de Galicia organizó una actividad para celebrar la jornada de ayer. En el caso Pontevedra, el protagonista fue el arquitecto coruñés Ramón Vázquez Molezún autor del refugio La Roiba, que se encuentra en Beluso (Bueu). El presidente de la delegación pontevedresa, Manuel Abelleira, destacó el valor de esta obra, un «pequeno refuxio de finais dos anos 60» que se convirtió en «toda unha lección de sostenibilidade, adaptación e respecto polo seu contorno»; en la misma línea llamó la atención sobre el hecho de que Vázquez Molezún había tomado como base de la cimentación parte de los muros de mampostería de granito de una fábrica de salazón.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los arquitectos defienden «El derecho a un techito»