«Hasta cuando estoy de vacaciones necesito venir un día de visita»

Cuando La Favorita entregó el premio de Navidad de 1986 Cuatro Caminos «se colapsó» y alguno acabó en la fuente


a coruña / lA VOZ

Cuando la administración de loterías La Favorita se instaló en Cuatro Caminos en el año 1958, Ana García era «todavía una cría». No había fuente ni parque, «jugábamos en San Pedro de Mezonzo, donde era todo campo». Fue al colegio de doña Maruja Puga con sus dos hermanas, algo que le ilusiona mucho contar, dice, porque «los que estudiamos allí presumimos de no tener casi faltas de ortografía». En 1975 -tres años después de la demolición del viejo edificio de Estrella Galicia- cruzaron la plaza para ubicarse en el actual local de La Favorita, la administración número cinco de la calle Concepción Arenal, que desde entonces acoge las colas más famosas de la ciudad, que la gente prefiere hacer aunque esté lloviendo, comenta Ana.

Las más largas de La Favorita dan la vuelta al mítico Café Delicias. Ramiro García, el padre de Ana y fundador de la administración, «era famoso por jugar la partida allí». Cuenta que era un hombre muy querido en la zona, como lo son ahora las dos hermanas propietarias, Ana y Mari. También recuerda con cariño «al del Mesón Manolito, que siempre venía a cantarnos a Los Tamara» y que al igual que La Favorita ronda el medio siglo en el barrio. Otros también veteranos de la zona son «la Estrella, el Riazor, la churrería El Timón, la droguería Celta, la joyería García...». Olvidarse de alguno sería un pequeño compromiso para Ana, ya que cuenta que los negocios de la zona son como una piña, «de hecho, a esta manzana le llamamos la manzana de oro de Cuatro Caminos».

En la que era librería vecina, sin embargo, «Roberto padre la llama la praza do can» por la estatua que «lleva mucho tiempo ahí». Pero, con el permiso de los comercios reyes de la zona, la plaza con la fuente más televisiva de la ciudad es terreno de los deportivistas. «Cuando gana el Dépor se forma jaleo en la fuente, pero ¡bendito sea!», exclama, «yo disfruto como una enana». Aun así, la euforia no baña solo a los futboleros. «En el año 1986 dimos el segundo premio de Navidad, que tocó en la Refinería, y Cuatro Caminos se colapsó», recuerda Ana, señalando que a plena luz del día algún premiado también se metió en la fuente.

Lo mejor y lo peor

«El barrio de Cuatro Caminos es muy bonito y alegre, al tener el mar cerca. Y la fábrica de Tabacos le daba mucha vida», cuenta la propietaria de La Favorita. Respecto a los discutidos límites que lo encierran, lo tiene bastante claro: «El barrio es esto, la fuente, y desde la fábrica de Tabacos hasta llegar al Corte Inglés, lo demás pertenece a la Gaiteira desde siempre». Lo que menos le gusta del barrio es El Remanso, que «está hecho una porquería» desde que lo cerraron hace dos años. Cree que no estaría mal «dar más tiempo a los semáforos para poder cruzar», -algo complicado en una plaza por la que circulan vehículos y transporte urbano en muchas direcciones­- y señala que no hay muchos sitios para aparcar.

¿Qué haría Ana García si le tocara la lotería? Trasladarse a otro barrio no entra dentro de las posibilidades: «Yo de aquí no me muevo. Cuando estoy de vacaciones necesito visitar el barrio un día, porque lo echo mucho de menos». Estima que «el 90 % de los bares de la zona tienen lotería de La Favorita», una suerte para aquellos que apuesten por los comercios del barrio, porque Ana asegura que el Gordo de Navidad se va a volver a repartir en su administración, la más famosa de A Coruña, la Favorita de Cuatro Caminos.

Un núcleo de comercios con jubilados y pensiones superiores a la media 

Cuatro Caminos concentra gran parte de los comercios coruñeses dentro de sus fronteras poco definidas. Con más de 12.200 habitantes, presenta densidades de población bastante heterogéneas según la zona, residiendo más vecinos en Ramón y Cajal o en las inmediaciones de la plaza. Sus mayores reciben 1.160 euros de pensión, 130 euros más de los que percibe un pensionista medio en A Coruña. Un colectivo que representa el 25 % del total del barrio, frente a los menores de veinte años, que no suben del 13 %, siendo la edad media de la zona de 48 años. La población extranjera abarca un 3,4 % de los vecinos, un punto por debajo de la media coruñesa. Como curiosidad, es el barrio que alberga más psicotécnicos de la ciudad, al estar la Jefatura de Tráfico al lado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Hasta cuando estoy de vacaciones necesito venir un día de visita»