Cine con figuras de plastilina en la era digital 


«La técnica que utilizamos es el stop motion, que se trata de ir sacando fotografías a las figuras a medida que las vas moviendo muy poco a poco. Cuando llevas 25 fotos sacadas, ya tienes un segundo de película». Ese laborioso proceso, que describía Virginia Curiá, de Algarabía Produccións, era el que habían seguido un grupo de alumnos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UDC para crear cinco cortometrajes. Horas y horas de trabajo durante una semana de cursillo para conseguir que unos muñequitos de plastilina contaran una historia.

Con el diseño digital dominando el panorama, Curiá, que había impartido el seminario junto a su compañero Tomás Conde, adivinaba una segunda juventud para este tradicional tipo de animación. De hecho, tanto alumnos como profesores describían el resultado como «altamente satisfactorio».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cine con figuras de plastilina en la era digital